La cruzada de la Iglesia contra Caracol

La cruzada de la Iglesia contra Caracol

2 de marzo del 2015

El domingo, antes de la emisión del programa de Séptimo Día sobre homosexualidad y pederastia en la Iglesia Católica, en varios templos católicos se tenía preparado un comunicado sobre el contenido del programa. Lo que llama la atención es que algunos sacerdotes leyeron dicho comunicado antes de la transmisión del espacio televisivo convocando a los feligreses a protestar.

Antes de que se emitiera el primer capitulo del especial ‘Secretos bajo la sotana’, en la Parroquia Santo Domingo Savio, ubicada en el norte de Bogotá, se hizo pública la postura de la Iglesia. KienyKe.com conoció que a los fieles se les dijo que el programa de Caracol, que aún no se emitía, tenía la misión de “minar la credibilidad y acallar la voz de la Iglesia que en estos días ha expresado su oposición clara a la adopción de menores por parte de parejas del mismo sexo”.

El sacerdote, que ofició la misa de las 6 de la tarde, invitó a los asistentes al oficio religioso a “no dejarse confundir o engañar”. Así mismo los invitó a protestar contra Caracol “por este nuevo ataque…enviando mensajes por redes sociales. Y orar por nuestros sacerdotes para que sean siempre fieles a su oficio y vocación”.

Este lunes, el padre Pedro Mercado, encargado de esa parroquia y de las relaciones entre la Conferencia Episcopal y el Estado, señaló a KienyKe.com que ese comunicado “expresa el malestar del episcopado colombiano por el modo con el que fueron tratados unos temas en ese programa”.

El religioso señaló que la intención de la Iglesia, “no es que esos temas no se toquen, porque es importante hablar de la realidad del pecado en la Iglesia, pero lo que le pedimos a Caracol es equilibrio y rigor en el tratamiento de la información, cosa que no se dio porque fue claramente tendencioso en el manejo de la información”.

Agregó que, “en el programa se generaliza, como si esa fuera la conducta general de los sacerdotes, sin tener en cuenta que es una conducta de unos muy pocos religiosos. No es una conducta de los otros sacerdotes que ejercemos el ministerio con fidelidad”.

Por su parte, la Conferencia Episcopal de Colombia emitió un comunicado, posterior a la emisión del programa, en el que reconoce que sí se presentan casos de homosexualidad que “aunque aislados y poco frecuentes, provocan escándalo en la opinión pública y profundo dolor en la comunidad eclesial”.

Aunque el programa de Caracol mostró un panorama diferente, la Conferencia Episcopal de Colombia dice en su comunicado que “la Iglesia ya está actuando para prevenirlos y afirmó además que en la actualidad, hay mayores controles en los seminarios para fortalecer las vocaciones”.

En el comunicado se indica que “las entrevistas concedidas por monseñor Luis Augusto Castro, presidente del episcopado, y por otros Obispos, fueron editadas y reducidas a breves intervenciones, lo que impidió a la opinión pública conocer las acciones que tanto la Santa Sede como la Iglesia Católica en Colombia han tomado para prevenir y sancionar las conductas contrarias al recto ejercicio del ministerio sacerdotal”.

Los fieles ya están protestando en Twitter con los HT #ExigimosRespeto y #AmoLaIglesiaCatólica y #FaltaObjetividadCaracol