La nueva tabla de salvación de Petro

La nueva tabla de salvación de Petro

20 de marzo del 2014

Barranquilla, Medellín y Cali son las tres primeras plazas en las cuales Gustavo Petro lidiará su nueva faena, tras su salida forzosa de la alcaldía. Será una campaña política, no para que lo elijan, pues los 15 años de inhabilidad decretados por el Procurador lo tienen anestesiado, sino para promover la realización de una asamblea nacional constituyente.

En Petro, las Farc tendrán un activista agitando el tema sobre el cual han sido insistentes en La Habana y que el gobierno ha rechazado de plano. Pero una cosa es lo que digan los negociadores en la mesa de La Habana, consultando solamente con la Casa de Nariño, y otra sería su posición si hay un movimiento nacional clamando por la Asamblea Constituyente.

Pero la meta de Petro no es exactamente volverse activista político de las Farc. Eso sería un “efecto colateral”. Él le apunta a una nueva Constitución porque ésta sería tal vez la única manera posible de salir del ostracismo de 15 años al cual está condenado. Teniendo en cuenta que la sanción del Procurador ha sido considerada excesiva por numerosos grupos políticos, no necesariamente simpatizantes del exalcalde, no será difícil convencer a los constituyentes para que incluyan un artículo que permita la resurrección de Petro.

Y, por lo que dijo en su último discurso, se deduce que la campaña de Petro por las plazas del país incluirá mensajes de desprestigio del Presidente Santos, como retaliación política por no haber acogido la recomendación de medidas cautelares de la CIDH y haber respaldado, con su firma, la sanción del Procurador Alejandro Ordóñez.