La prudencia de De Greiff

La prudencia de De Greiff

9 de diciembre del 2011

La propuesta de fusión de las empresas de servicios públicos del distrito tomó por sorpresa a los directivos de la Empresa de Energía de Bogotá, la única de capital mixto. La junta y su presidenta, Mónica De Greiff, han sido cautos en sus expresiones públicas pero se sabe que en privado tienen las alarmas prendidas y más con el comportamiento negativo de las acciones en la bolsa después de la exitosa colocación que tuvieron hace un par de meses. El alcalde tiene control absoluto y poder en la conformación de las juntas directivas de la ETB y el Acueducto, pero no en la Empresa de Energía. Al Presidente de la empresa lo elige la junta directiva por un período fijo, que en el caso de De Greiff concluye el 13 de febrero del 2013, un año después de la posesión de Gustavo Petro. Así las cosas, el alcalde electo y Mónica De Greiff tendrán que “hacerse pasito”, por lo menos un año, además porque la Empresa de Energía es la única rentable de las tres y le produce buenos dividendos al Distrito.