Quietud ante explosivas revelaciones de heredero del Cartel de Cali

Quietud ante explosivas revelaciones de heredero del Cartel de Cali

13 de enero del 2015

En un especial que duró 50 minutos, emitido el lunes festivo en la noche, el Canal RCN volvió a revivir la entrevista que les ofreció el “heredero político” del Cartel de Cali, William Rodríguez, a finales del año pasado.

Esta vez, en la versión completa, el país pudo escuchar de nuevo el explosivo ventilador del hijo de Miguel Rodríguez Orejuela y sobrino de Gilberto Rodríguez, lo grandes capos del Cartel.

William, en esas declaraciones, insiste en que la mafia le dio 10 millones de dólares a la campaña de Ernesto Samper, en 1994.

Describe que fueron cuatro millones de dólares para la primera vuelta, y seis millones para la segunda, en la que se impuso ese candidato liberal sobre el conservador Andrés Pastrana Arango.

Lo curioso es que el país comienza el año 2015 haciendo memoria frente al peor escándalo político de su historia reciente, el Proceso 8.000, pero los efectos en la opinión siguen siendo muy tibios.

Es verdad que el documental es la versión extendida de un reportaje que RCN había hecho a finales de noviembre, y que en su momento llenó titulares de prensa. También que las acusaciones de William Rodríguez Abadía estaban tomando fuerza desde mediados del año pasado, cuando se filtraron las grabaciones de una versión que el hijo y sobrino de los Rodríguez Orejuela había dado a las autoridades en La Florida.

Pero no resultan menos escandalosas al volverlas a escuchar, y con más razón cuando aún no se han tomado las acciones necesarias para investigar si su versión es o no acertada.

En el reportaje de RCN se consultó la versión de algunos de los protagonistas del escándalo del ‘Elefante del 8.000’, y periodistas que siguieron la noticia desde entonces.

Uno de los personajes, el expresidente Andrés Pastrana, acierta con una frase fulminante sobre lo que argumenta la presente confidencia de KienyKe.com. “Lo que es triste es que no pasa nada en el país. Esta entrevista debió ser una bomba en cualquier parte del mundo”.

Otra de las analistas entrevistadas fue la reconocida columnista María Jimena Duzán, quien también atinó con una crítica sobre el efecto que debería tener esta revelación. “No se trata de creerle o no (a William Rodríguez). Para eso está la Fiscalía (para comprobar si lo que él dice es verdad o no). Pero la Fiscalía ni siquiera lo ha llamado. Entonces deberían llamarlo”.

La Fiscalía ha dicho tener intención de evaluar esas declaraciones, que reabrirían las investigaciones contra políticos como el senador Horacio Serpa o el expresidente Ernesto Samper, además de muchos otros personajes que en ese momento se habrían congraciado con el ‘narco’ a cambio de jugosas cantidades de dinero. Pero la Fiscalía aún no toma acciones.

Los reporteros informaron que trataron de hablar con el fiscal General, Eduardo Montealegre, pero este no respondió.

Un ‘recorderis’ de sus sonadas revelaciones

Desde que decidió romper su silencio, William Rodríguez Abadía ha salpicado a políticos y dirigentes deportivos en sus declaraciones, acusándolos de haber recibido dineros del narcotráfico hace dos décadas.

Dice, por ejemplo, que hubo varios congresistas (prefirió no dar nuevos nombres, asegurando que están en ‘reserva del sumario’), a quienes el cartel de Cali les pagó dinero en efectivo para que cambiaran leyes que favorecieran los efectos de la justicia sobre los capos de la organización.

“Se pagaba a algunos congresistas un monto, a otros otro monto… entre 5 mil y 50 mil dólares, dependiendo”, dijo.

Sobre Samper, insistió que los dineros de la mafia a su campaña –según él- nunca ingresaron “a sus espaldas”. “La historia va a juzgar a Samper por no haber tenido el valor de haber aceptado que eso sí sucedió (…) es obvio que (Samper) para mí es un tipo maquiavélico”.

Ernesto Samper es en la actualidad el secretario General de UNASUR. RCN dijo que también le abrió su micrófono para que reaccionara a estas acusaciones, pero no habían obtenido respuesta.

“Samper es un animal político y dentro de la política siempre hay traiciones”, añadió Rodríguez Abadía.

Sobre el senador Horacio Serpa, Rodríguez insistió que también conocía sobre los dineros ilegales que supuestamente entraron a la campaña presidencial liberal, aunque el político insiste que todo se trata de un refrito.

El “hijo del Cartel de Cali” vive en Miami, Estados Unidos, dedicado a trabajos en constructoras. Se define como un hombre de clase media, y tiene dos hijos.