La rebelión que preparan congresistas contra ‘caprichos’ de Palacio de Nariño

La rebelión que preparan congresistas contra ‘caprichos’ de Palacio de Nariño

12 de Julio del 2015

No cayeron tan bien en el Congreso de la República las palabras del presidente Juan Manuel Santos, pronunciadas a finales de mayo pasado, cuando elogió al Legislativo por la tarea cumplida en la pasada legislatura.

Lea también, Gresca en el uribismo por aval a gobernación de Antioquia.

Específicamente no causó gracia entre varios congresistas la propuesta que hizo el jefe de Estado, después de resaltar las iniciativas aprobadas que el Gobierno lideró, de presentar un proyecto de ley para que el Legislativo se dedique en el segundo semestre del año exclusivamente a derogar leyes inservibles.

Los primeros en oponerse a la propuesta fueron los integrantes tanto del Polo como del Centro Democrático, quienes aseguraron que no van aceptar nuevamente que el Ejecutivo se inmiscuya en las tareas propias del Congreso y decida qué tienen que hacer los congresistas.

A esta crítica se sumaron varios parlamentarios de los partidos de la Unidad Nacional, quienes señalaron, ‘off the record’, que debido a la gran congestión legislativa que se presentó en el primer semestre del año por el trámite de varios proyectos radicados por el Gobierno, como el Equilibrio de Poderes y el Plan Nacional de Desarrollo, casi todas las iniciativas que radicaron los congresistas se quedaron a mitad de trámite, por lo que si no hay proyectos prioritarios de parte del Gobierno, es hora de aprobar esa clase de iniciativas.

“Se ha querido mostrar a la opinión pública que las únicas iniciativas importantes son las que presenta el Gobierno, pero nosotros los congresistas tenemos el compromiso de legislar a favor de los intereses de nuestros electores. Así que en esta nueva legislatura vamos a impulsar las iniciativas que pasaron de agache en el primer semestre del año”, manifestó un senador que habló con la condición de reserva de nombre.

Sin embargo, senadores como Armando Benedetti de La U, se mostraron de acuerdo con hacer un barrido de las normas inservibles y derogarlas. Kienyke.com habló con el senador Luis Fernando Velasco, quien el 20 de julio será elegido como nuevo presidente del Congreso, y señaló que aunque le suena la idea de depurar la legislación actual, derogando varias normas, no va ser la prioridad en su mandato de un año en la Legislativo.

No obstante, varios expertos han señalado que sin importar las iniciativas que se quieran tramitar a partir del 20 de julio, el trabajo del Congreso va ser casi nulo pues las campañas políticas, de cara a las elecciones de octubre próximo, van acaparar la agenda de representantes a la Cámara y senadores.