La registradora sancionada por diez años

La registradora sancionada por diez años

21 de octubre del 2011

“Mongólicos, brutos, ignorantes, trogloditas, empíricos, hp, perros”. Esa era la forma en la que la registradora de Instrumentos Públicos del municipio de Calarcá (Quindío), Luz Stella Trujillo Cortés, se refería a los funcionarios de la misma Oficina de Registro. Por esa razón, la Procuraduría la sancionó y durante diez años no podrá ocupar un cargo público. Para el procurador segundo delegado para la Vigilancia Administrativa, Fernando Brito Ruiz, quien resolvió el recurso de apelación, es claro que la funcionaria tenía un permanente trato discriminatorio y desconsiderado con los trabajadores al utilizar expresiones ultrajantes y soeces de manera pública y reiterada.