La resurrección del Parque Salamanca

La resurrección del Parque Salamanca

3 de marzo del 2012

Durante veinte años el Parque Salamanca, una reserva natural localizada entre Santa Marta y Barranquilla, parecía más un cementerio de manglares. La vegetación murió por cuenta de la carretera que se trazó a finales de los años noventa y que rompió los canales de comunicación entre la laguna y el mar. El trabajo de biólogos, ambientalistas e ingenieros permitió que la vida regresara y el parque volvió a ser un paraje a donde llegan cientos de aves de distintas especies.

La dirección nacional de Parques Naturales se lo entregó en concesión para su administración a la Corporación Bioparque, dirigida por la ex ministra Cecilia Rodríguez. Desde enero se puede realizar el recorrido ecológico en canoa para la observación de aves migratorias, 33 especies de mamíferos y una variedad de manglares y plantas tropicales. La Unesco declaró el Parque Salamanca reserva de la biosfera y entró a formar parte de la red de humedales de importancia mundial.