LA REUNIÓN QUE ENVIÓ A LA CÁRCEL A BERNARDO MORENO

LA REUNIÓN QUE ENVIÓ A LA CÁRCEL A BERNARDO MORENO

30 de julio del 2011

La defensa de las víctimas en el caso de la ‘chuzadas’ le pidieron al magistrado que atiende el caso que envíe a la cárcel a Bernardo Moreno, exsecretario general de la Casa de Nariño, por haber intentado persuadir a uno de los implicados para que no lo involucrara en esos episodios. La información que hoy tienen los defensores de las víctimas la entregó Kien&Ke en junio pasado, cuando contó que días después de que el exjefe de contrainteligencia de DAS, capitán Jorge Alberto Lagos, rindiera su primera declaración en la Fiscalía por el tema de las ‘chuzadas’, Moreno buscó al abogado del oficial, Rafael Martínez, para que este desmintiera versiones periodísticas que indicaban que su cliente había involucrado en su testimonio a funcionarios de Palacio en el tema de la interceptaciones ilegales.

Moreno lo contactó en un restaurante de la Macarena, en el centro de Bogotá, lo montó en el carro de la Presidencia que tenía a su servicio y lo llevó hasta un salón reservado del Club El Nogal. Un día después de ese encuentro, el capitán Lagos se enteró del asunto y le canceló el contrato a Martínez con el argumento de que él no tenía por qué reunirse con gente de la Casa de Nariño. Esta es una nueva reunión que tendrá que explicar Moreno a las autoridades.

La juez de garantías acogió los argumentos de las víctimas de las ‘chuzadas’ en el sentido de que si bien Moreno se reunió a escondidas con el abogado de quien hizo seguimientos ilegales a congresistas, periodistas y miembros de la oposición, estando en libertad podría obstruir a la justicia en el juicio que apenas comienza.