La tragedia que le sirvió al ex senador Martínez

La tragedia que le sirvió al ex senador Martínez

26 de junio del 2012

La muerte de su esposa, Nelly Bonilla, después de que se complicara por cuenta de un trasplante de hígado, fue el primer paso para que el ex senador Juan Carlos Martínez obtuviera la casa por cárcel. Estaba detenido en la cárcel El Bosque de Barranquilla después de su traslado de la cárcel La Picota por violar el régimen penitenciario. Las autoridades le dieron la detención domiciliaria bajo el argumento de que el ex congresista debía cuidar a sus dos hijos.

Ya en su casa-finca de Dapa, en el norte de Cali, se supo que el ex senador mantuvo una creciente actividad política. Desde allí manejó los hilos de la campaña de su socio político, Francined Cano, quien aspira a la gobernación por el Partido MIO.

Ahora, después de que el juzgado Quinto de Ejecución de Penas de Cali le otorgó la libertad por supuestamente haber cumplido la pena, Martínez prenderá motores para que su aliado político logre derrotar la maquinaria de su contendor, Ubeimar Delgado, en las elecciones del próximo 1 de julio.