Los asesinos de A Sangre Fría serían culpables de otra masacre

Los asesinos de A Sangre Fría serían culpables de otra masacre

5 de Diciembre del 2012

Un grupo de investigadores de la policía de Sarasota, una ciudad ubicada el oeste de la península de la Florida (EE.UU) está cada vez más cerca de probar que Perry Smith y Dick Hickock, los protagonistas del libro A sangre fría de Truman Capote, serían culpables de una masacre ocurrida en la Florida hace 52 años. Smith y Hickock, quienes asesinaron a la familia Clutter en Holcomb, estado de Kansas, huyeron de allí y se dirigieron a la Florida en un automóvil Chevrolet modelo 1956, el mismo tipo de automóvil en el que se movilizaban los sospechosos de violar a la madre de la familia Walker, que luego asesinaron junto con su esposo y sus dos hijos pequeños.

Agentes de la policía de Sarasota han pedido los permisos necesarios a la cárcel de Kansas (donde estuvieron presos y luego enterraron los sospechosos) para poder hacer una prueba de ADN y así comprobar que son, de hecho, los hombres a los que han buscado durante más de cinco décadas.

A sangre fría