Los comensales de Gaira se espantaron

Los comensales de Gaira se espantaron

30 de julio del 2012

Cuando se conoció la noticia, el viernes pasado, de que la Dian sancionaría con tres días de cierre al reconocido restaurante Gaira, que se iniciarían este lunes , decenas de sus asiduos visitantes llamaron al sitio a cancelar reservaciones. El tema puso con los pelos de punta a sus dueños, entre los que se encuentran los hermanos Guillermo y Carlos Vives, porque el hecho echaría por el suelo el nombre del sitio que fue construido con mucho esfuerzo y dedicación. La Dian cree que Gaira realizó prácticas de evasión de impuestos y sus dueños aseguran que todo está en orden y que fue un error de una máquina que puso un cero y dos guiones al lado izquierdo del valor de algunas facturas en diciembre pasado. La Dian insiste en que se trata de un hecho irregular.

Lea también

El bar de los Vives en la mira de la DIAN