Maquinarias de ‘parapolítica’ reacomodaron fichas para las elecciones de octubre

Maquinarias de ‘parapolítica’ reacomodaron fichas para las elecciones de octubre

8 de Septiembre del 2015

Mediante la sentencia que dio condena a José Gregorio Mangones (alias ‘Tijeras’), y Omar Enrique Martínez (alias ‘Maicol’) por su actividad delictiva mientras pertenecieron a las desmovilizadas Autodefensas Unidas de Colombia, la sala de Justicia y Paz del Tribunal Superior de Bogotá amplió su pronunciamiento con denuncias de ‘parapolítica’ en la actual campaña a la gobernación de Magdalena.

En una providencia de 1180 páginas, conocida por KienyKe.com, el Tribunal Superior de Bogotá relaciona las actividades de alias ‘Tijeras’ y ‘Maicol’, de acuerdo a sus confesiones, con estructuras políticas en la costa norte colombiana que se ampararon en los grupos paramilitares para garantizarse una llegada al poder local repartido en alcaldías, concejos y hasta gobernaciones.

La sentencia en mención va más allá y pide a la justicia no olvidar a las personas más cercanas a quienes han sido condenados por ‘parapolítica’, incluso sus familiares, quienes pretenden en estas elecciones lanzarse al ruedo electoral, aprovechando esa “maquinaria” cuestionada, que heredarían de los parapolíticos condenados.

“…el propósito común y prioritario de quienes conforman una maquinaria política (es) ganar elecciones para poder ocupar cargos públicos (y desde allí tener acceso al presupuesto público)”, comenta la decisión de Justicia y Paz.

En otras palabras, el Tribunal alerta que las maquinarias políticas herederas de la ‘parapolítica’ intercambian o sustituyen a sus miembros, y varios de ellos han participado (o lo hacen ahora), en contiendas electorales como la que se realizará el próximo 25 de octubre.

Entre los ejemplos citan el caso de Miguel Pinedo Vidal, un congresista condenado por ‘parapolítica’ cuyo hijo, José Luis Pinedo, ha tratado de hacerse con la gobernación de La Guajira.

Incluso sueltan el caso de familiares del también condenado excongresista Luis Eduardo Vives Lacouture y el exgobernador Trino Luna Correa, que hace fijarse a las autoridades en la situación política de Magdalena, donde aparece el nombre de una de las más opcionadas candidatas a su gobernación.

La actual carrera por la gobernación de Magdalena está de por sí enrarecida. Al estilo de una república bananera, dos primos hermanos se disputan el poder: Rosa Cotes Vives y Joaquín José ‘Jotica’ Vives Pérez.

La sentencia del Tribunal Superior de Bogotá menciona el caso de Rosa Cotes, quien es tía del actual gobernador Luis Miguel Cotes, ‘El Mello’, y esposa del condenado por ‘parapolítica’ José Francisco Zúñiga Riascos.

“(Luis Miguel Cotes) nombró en su gabinete a compañeras sentimentales, familiares, amigos o antiguos asesores de despacho de personas condenadas por auspiciar grupos armados ilegales. Es decir, Cotes tuvo en cuenta a gente cercana al exalcalde de Santa Marta, José Francisco Zúñiga Riascos; al exgobernador de Magdalena, José Domingo Dávila Armenta; y al excongresista Alfonso Antonio Campo Escobar”, dice la providencia judicial.

“Cada que hay una elección, las maquinarias políticas se reacomodan, pues sus integrantes acuerdan cómo sería a posteriori el reparto de los cargos públicos y los contratos, dependiendo del número de votantes que lograron movilizar durante los comicios”, agrega en otra oportunidad.

En efecto Rosa Cotes trabajó en la presente Gobernación de Magdalenta como gestora social (cargo que suele corresponder a las esposas de los políticos como primera dama, pero que debido a la soltería del actual funcionario asumió su tía). Luego renunció a ese cargo para dedicarse a su campaña a la Gobernación, en la que lleva la delantera en las encuestas.

El magistrado de Justicia y Paz que hace esta denuncia pide a la Fiscalía General de la Nación que investigue “dichos reacomodamientos” para que se prevenga que aquellas maquinarias, “estén o lleguen a estar obstaculizando el funcionamiento óptimo del modelo de Justicia Transicional, pues de ellos depende en gran parte que los derechos de las víctimas lleguen a satisfacerse”.

KienyKe.com había denunciado que la sombra de la parapolítica perseguía a los dos principales candidatos a la gobernación del departamento, aunque en el caso de ‘Jotica’ Vives ningún proceso judicial ha logrado vincularlo con la ilegalidad, y en cambio en varias oportunidades se ha encontrado que el político ha sido perseguido por el paramilitarismo, al que ha denunciado.

Lea también: Dos primos y la sombra de la parapolítica en la batalla por el gobierno de Magdalena

Respecto a Rosa Cotes hay investigaciones andando pero ningún proceso formal, lo que le permitió aspirar a la gobernación. Ella, además de ser esposa de Zúñiga (condenado por ‘parapolítica’), es hermana de Álvaro Cotes Vives (el papá del actual gobernador), y que ha sido acusado por algunos desmovilizados ‘paras’ vinculados con Justicia y Paz, como alias ‘Morrocollo’, de supuestamente haber auxiliado estructuras criminales de las autodefensas.

La sentencia del Tribunal de Bogotá, proferida el pasado 31 de julio, no exhorta a culpar por delitos de sangre a ningún candidato, pero sugiere a las autoridades  investigar si las maquinarias de la ‘parapolítica’ siguen poniendo y quitando candidatos en las regiones donde imperaron, incluyendo por infortunio a Magdalena.