Mató a 77 personas y se arrepiente de no haber matado más

Mató a 77 personas y se arrepiente de no haber matado más

25 de agosto del 2012

Trece meses demoró el proceso legal que condenó a 21 años de cárcel a, quien asesinó a 77 personas en un campamento para jóvenes en la isla de Utoya (Noruega) en julio de 2011. El juicio se demoró en llegar a un dictamen, pues se debatía si Breivik debía ser juzgado como terrorista político o como asesino en masa psicótico. Finalmente se decidió que es un terrorista político. Bajo la ley noruega, el máximo de años que se pueden dar de cárcel es 21, pero la sentencia llamada “detención preventiva” casi asegura que jamás será dejado en libertad mientras se siga probando que es peligroso para la sociedad. Luego de la sentencia, Breivik declaró: “Deseo disculparme con todos los militantes nacionalistas por no haber podido ejecutar más gente”.

Anders Behring Breivik