Museo con la comida sobrante de las celebridades

Museo con la comida sobrante de las celebridades

4 de enero del 2012

Michael y Francesca Bennett, una pareja de Cornualles (Inglaterra), creó un museo a partir de los restos de comida dejados por las celebridades. La idea surgió cuando la pareja recibió en su cafetería al reconocido fotógrafo David Bailey. Para recordarlo guardaron en una urna algunas migajas de un emparedado que consumió. Después siguieron llegando otros personajes, y los dueños recogían lo pedazos de comida que abandonaban. La primera exposición del museo en 2004. Los dueños han subastado una rebanada de pan tostado mordido por Justin Timberlake, un chicle que escupió Britney Spears y una botella de cerveza que abandonó el cantante Kurt Cobain.