Presos se casan varias veces para tener más sexo

Presos se casan varias veces para tener más sexo

19 de octubre del 2011

En la cárcel de Vaslui, en Bucarest, se casan hasta cuatro veces con la misma mujer para tener más tiempo de relaciones íntimas en sus camas de prisioneros. Según las leyes del penal, los recién casados tienen permiso de 48 horas para disfrutar de la luna de miel, y luego dos horas por mes. En cambio, los que ya tienen un matrimonio de más de un año, sólo pueden estar con su esposa una vez cada tres o cuatro meses. Las autoridades reconocen la originalidad de los presos y permiten la proliferación de bodas.