¿Incómoda coincidencia con el alcalde (e) de Bogotá?

¿Incómoda coincidencia con el alcalde (e) de Bogotá?

20 de marzo del 2014

Algunos exmilitantes del M-19, que acompañaban al destituido alcalde Gustavo Petro en el gabinete distrital, han expresado una molestia que seguramente también tiene el funcionario sancionado.

No les resulta gratuito ni agradable que el presidente Juan Manuel Santos haya designado a Rafael Pardo, su Ministro de Trabajo, como alcalde encargado de la ciudad tras firmar la salida de Petro.

“Es un acto macabro”, dijo a KienyKe.com José Miguel Sánchez, quien renunció al cargo de director del Instituto para la Protección de la Niñez y la Juventud, Idipron, tan pronto conoció la determinación presidencial. Él también fue miembro de la guerrilla M-19.

Según Sánchez, no fue una jugada limpia la llegada de Pardo al Liévano, aunque sea de forma provisional. A finales de los 80, el ministro participó como líder y firmante del proceso de paz que permitió la desmovilización del M-19. Es decir, fue quien consiguió el fin de dicho movimiento armado.

“(Pardo) arrebata el cargo al hombre con quien firmó la paz. A Pardo lo imponen para que asuma lo que ganamos en las urnas”, dijo Sánchez, quien consideró la decisión de Santos como “una manifestación de un macabro golpe de Estado contra el Alcalde”.

Dice Sánchez que no es una casualidad que Santos haya considerado a Pardo para la Alcaldía. Incluso, acusa Sánchez, Vargas Lleras estaría detrás de la influencia en el nombramiento de Pardo.