Se descaró ‘el Cebollero’

Se descaró ‘el Cebollero’

2 de septiembre del 2011

El director del Inpec, general Gustavo Adolfo Ricaurte, se sorprendió cuando en la tarde del viernes recibió en su despacho una carta de Héctor Manolo Pinzón, abogado del jefe paramilitar Alirio de Jesús Hurtado, ‘El Cebollero’, donde se le solicita retirar la vigilancia que custodia a su cliente en su apartamento del barrio El Poblado, en Medellín, a donde fue trasladado esta semana luego de recibir el beneficio de detención domiciliaria.

 

El abogado asegura que a Rendón se le están violando los derechos a la intimidad porque dentro del edificio permanecen policías que lo custodian. El abogado anota: “No solo es un abuso del derecho, sino una intromisión o injerencia indebida e ilegal a la intimidad y demás derechos y garantías que hace parte del atributo del ser humano”.

 

Nadie pudo evitar que ‘el Cebollero’ mantuviera su detención domiciliaria. Ni la presión del Presidente Santos, ni la del ministro de Justicia, Juan Carlos Esguerra, sirvieron para modificar la decisión del juez Segundo Especializado de Medellín. El propio Santos dudó de la condición de enfermo de Rendón y pidió al Consejo Superior de la Judicatura investigar al juez que otorgó el beneficio, que terminó suspendido temporalmente. Rendón permanece en su residencia, un lujoso apartamento en uno de los mejores de la capital antioqueña.

 

Ver documento.