Serpa sigue recibiendo golpazos dentro del Partido Liberal

Serpa sigue recibiendo golpazos dentro del Partido Liberal

8 de Julio del 2015

Siguen las bajas en el Partido Liberal por cuenta de los avales otorgados a ciertas personalidades para que aspiren a alcaldías o gobernaciones en las elecciones de octubre próximo. A cada renuncia le siguen agarrones entre los dirigentes.

Primero fue la senadora Viviane Morales, quien dimitió a la codirección de la colectividad por la fianza entregada por las toldas rojas a Luis Pérez para la gobernación de Antioquia. Con su renuncia lanzó duras críticas a Horacio Serpa y fracturó a parte del partido.

Ahora el agarrón estalló en Santander. Alejandro Galvis, presidente corporativo del diario Vanguardia Liberal, el más importante del oriente colombiano, renunció a su militancia dentro del partido en protesta por el aval rojo otorgado a Didier Tavera para la gobernación.

De despedida le dijo a Serpa: “Definitivamente le entró la demencia senil, vive en la etapa de lo absurdo, ni que no existieran otros santandereanos liberales, líderes, decentes y de trayectoria regional (…) Darle el aval a tráfugas de la política con pasado familiar y patrimonio malhabido, de vínculos con el narcotráfico y otros delitos, y con cuestionamiento judicial personal, no tiene nombre”.

La polémica por el candidato es bien conocida. Tavera, también excongresista, fue capturado el año pasado por orden de la Corte Suprema de Justicia al considerar su supuesta vinculación en la muerte de varias personas en una de sus propiedades. Le investigaban por los delitos de homicidio en calidad de determinador y concierto para delinquir agravado. Fue llevado a La Picota y recluido en el pabellón de los ‘parapolíticos’.

Sin embargo su defensa consiguió su libertad porque demostraron que la Corte Suprema no era competente para investigarlo porque los hechos habrían sucedido antes de que asumiera como congresista. El caso quedó archivado, Tavera volvió al Congreso y hace dos meses renunció a su curul para no inhabilitarse.

“Yo renuncio al Partido Liberal por no compartir que muchos de sus dirigentes sean sinvergüenzas”, arremetió el directivo de Vanguardia Liberal al informar su renuncia.

Pero el senador y dirigente liberal también santandereano, Horacio Serpa, no se quedó callado: “El Partido Liberal tuvo el buen cuidado de averiguar al respecto, como lo hace con todas las candidaturas, y salvo conocer las malévolas intenciones de los enemigos de Tavera por querer aprovechar a la Justicia para difundir infamias y ejecutar revanchismos politiqueros, tenemos fidedignas certificaciones de que ni la Fiscalía ni los Jueces lo requieren para adelantar en su contra acciones procesales o para imponerle requerimientos judiciales”.

A la dura arremetida del periódico en su editorial, respondió: “Fueron ofensivos y desconsiderados sin tomarse la molestia de saber los antecedentes y los motivos de la decisión que cuestionan; sin antes averiguar cómo y por qué se tomó. Editorializaron con odio para denigrar de un Partido que merece respeto y atacar a un candidato al que no quieren para perjudicarlo con crueldad”.

“Vanguardia Liberal no me puede dar lecciones de dignidad personal ni puede juzgar de manera tan olímpica e irresponsable mis criterios o mis actitudes partidistas”, añadió Serpa, quien no se refirió directamente a la renuncia de Galvis, y en cambio ratificó su apoyo a Tavera.