Sobrevivió a la serpiente más venenosa

Sobrevivió a la serpiente más venenosa

29 de septiembre del 2012

Los médicos de Sidney, en Australia, aún no comprenden cómo un joven de 17 años se salvó de la mordedura de la serpiente Taipán, o serpiente Feroz, considerada la más venenosa en todo el mundo. Una sola gota del veneno de este reptil puede matar a cien personas si no se trata inmediatamente. Por fortuna, el joven fue atendido a tiempo y salió ileso de la mordedura aunque permanece internado en un hospital de la ciudad. Al conocerse la noticia, las autoridades ambientales de la ciudad aseguraron que esta serpiente, de colores amarillo y negro, solo habita en lugares desérticos por lo que se cree fue traída en contrabando y el joven la tenía como mascota escondida en su casa.