Presentador holandés desata 2 escándalos en una semana

Presentador holandés desata 2 escándalos en una semana

28 de mayo del 2013

Se llama Paul De Leeuw, es el excomediante y ahora presentador de Dutch Saturday de la televisión pública holandesa que en menos de una semana ha levantado dos tierreros por cuenta de su programa. Durante un segmento en el cual se hablaba sobre lactancia materna, el comediante preguntó a una de las invitadas si podía darle una pruebita. Sorpresivamente la mujer se quitó las chupas con las cuales estaba extrayendo la leche y ofreció su pecho al anfitrión del programa. Él, ni corto ni perezoso, probó el tetero directamente de la fuente, en vivo y en directo.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=iKOeygp5yPI[/youtube]

El otro episodio, mucho más controversial, transmitido ayer, consistió en una parodia del asesinato del soldado británico Lee Rigby en Londres. La escena se desarrolla en un bar durante la transmisión de un partido de fútbol. Cada mesa con público representa un país europeo. En la correspondiente a Inglaterra aparecen dos hombres mostrando cuchillos ensangrentados en lugar de la bandera de su país, con la misma actitud del nigeriano musulman que acuchilló el soldado de Su Majestad en un suburbio de Londres.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=jrDYpFIMGbU[/youtube]

El “sketch” provocó fuertes reacciones en Holanda pero aun más en Inglaterra, donde el hecho de sangre fue catalogado como un acto terrorista. En las redes sociales también se desató la polémica, planteándose el debate sobre el respeto al dolor de una nación y la libertad de expresión.