Un funeral para la buena suerte

Un funeral para la buena suerte

4 de agosto del 2011

En un templo tailandés, adeptos de todo el mundo mueren para volver a nacer. Es una forma de matar la mala suerte. Los interesados deben pagar seis dólares y llegar al ritual puntualmente a la 9:09 de la mañana, o en la tarde a la 1:09. Para los monjes del templo Pram Manee en Bangkok, la capital tailandesa, el 9 es un número que trae éxito. Los esperanzados en cambiar su vida se meten en ataúdes, los monjes los cubren con mantas, los bañan con agua bendita mientras entonan cantos funerarios. Hay algunos que piensan que la buena suerte es para los tailandeses que se están haciendo ricos a costa de los desgraciados.