Una audiencia frustrada

Una audiencia frustrada

21 de Octubre del 2011

Nuevamente se aplazó la audiencia preparatoria de juicio en el conocido proceso contra algunos militares por el supuesto tráfico de armas con las Farc. Esta vez el aplazamiento lo solicitó el apoderado del Ejército, que se acreditó como víctima en este caso. La diligencia se realizará el próximo 18 de noviembre. La Fiscalía ya había aplazado 5 veces esta audiencia. Al parecer, el proceder del ente acusador tiene que ver con supuestas irregularidades en la recolección de pruebas. Esta situación fue denunciada en dos ocasiones por dos jueces penales del circuito. En septiembre del 2010 estalló este escándalo cuando mediante interceptaciones telefónicas se descubrió que había una posible red de tráfico de armas al interior de las Fuerzas Armadas. El uniformado de mayor rango implicado en este escándalo fue el coronel Néstor Sánchez Aguirre, quien actualmente goza de libertad. Su defensa ha denunciado que las llamadas interceptadas forman parte de su vida privada y no lo comprometen penalmente. En ese proceso cinco personas habían aceptado cargos, entre ellos un sargento de la Policía y cuatro uniformados más.