Una prueba de sangre podría descubrir si un niño está en riesgo de tener autismo

Una prueba de sangre podría descubrir si un niño está en riesgo de tener autismo

9 de Diciembre del 2012

Investigadores del Hospital de Niños de Boston han desarrollado un prototipo de test de sangre que podría ayudar a diagnosticar el autismo en niños, y de esta forma proponer un tratamiento para que la enfermedad responda de manera efectiva.

La prueba de sangre mide la actividad de un número de genes y es capaz de predecir cerca de un 70 por ciento si el niño tiene riesgo de tener autismo o no.

“Dado que la biopsia cerebral no es una opción viable para la investigación, nos preguntamos si la sangre podría servir como sustituto de la expresión génica en el cerebro”, dijo Isaac Kohane, de la Escuela de Medicina de Harvard y profesor de pediatría del Hospital de Niños de Boston.

En el estudio, se analizaron 489 genes que podrían estar dentro del TEA (Trastornos del Espectro Autista). Luego se redujo a 55 genes de los que se descartó el autismo en un 76 por ciento. En una segunda fase de la investigación, se analizaron 104 personas con TEA. De esa segunda parte se hicieron 82 controles y se pudo determinar que el 68 por ciento de las personas demostraban rasgos más fuertes de autismo o estar en alto riesgo de padecer la enfermedad.

“Al observar estos 55 genes, podemos decir con exactitud aproximadamente que un 70 por ciento que este niño no tiene autismo, o este niño podría estar en riesgo, poniéndolo en la lista para la intervención temprana y de evaluación. Y lo podemos hacer relativamente de forma poco costosa y rápida”, comentó Kohane.

Aunque el proyecto por ahora está en fase de prueba, la necesidad de aplicarlo es urgente ya que hay más posibilidades de una mayor y mejor respuesta al tratamiento, debido a que el cerebro de los niños es mucho más fácil de transformar y moldear.