Los puños nos dan alegría

Los puños nos dan alegría

6 de agosto del 2016

Tenis de mesa, gimnasia artística, rugby, ciclismo de ruta; la actuación de los colombianos en este último deporte emocionó el país. Sergio Luis Henao estuvo a diez kilómetros de una medalla pero una caída acabó con el sueño olímpico.

Fue un deporte, el de los puños, el que le dio las mayores alegrías a Colombia en la primera jornada de los juegos olímpicos de Rio.

Lea también: El atleta al que los nazis obligaron a convertirse en mujer

Primero fue  el boxeador Yuberjén Martínez, quien en la categoría de los 49 kilogramos venció al brasileño Patrick Lourenco;  ahora enfrentará en segunda fase al filipino Rogen Ladon.

El antioqueño estuvo certero, no se dejó intimidar por el público que arengaba a favor del local y dejó ver su talento. La desición fue unánime: 3-0 a favor del nacido en Apartadó.

“Gané bien, pero respeté al rival, siempre es difícil pelear contra uno de la casa, más en el debut. Me limité a seguir las órdenes de mi entrenador de sacar ventaja temprano y funcionó como esperaba”, dijo el peleador.

“Ya pasamos una prueba difícil, que era superara un local y ahora nos toca más complicado aún porque el rival es el filipino que llega como campeón continental de Asia, lo que demuestra que en los Juegos Olímpicos están los mejores del mundo, no viene cualquiera a pelear”, agregó su entrenador, el cubano, Rafael Iznaga.

Más tarde, de nuevo los puños, Esta vez fue el barranquillero Juan Carlos Carrillo quien derrotó a el kirguiso Erkin Adylbek de 81 kilogramos.

Pasó a la siguiente ronda y se enfrentará al francés Mathieu Bayderlique el próximo miércoles a las 3:00 pm

“Para mi pueblo y mi familia, gracias a Dios todo surgió como esperábamos. Se viven nervios, como todos, pero trabajamos eso también y todo salió como queríamos, darle las gracias a Dios”.

La otra alegría para Colombia en la jornada olímpica, la Jorge ‘La Trucha’ Murillo quien logró el primer lugar en su grupo de clasificación en la prueba de 100 metros pecho y terminó con un tiempo de 59.93. Gracias a este resultado logró un cupo a las semifinales de la disciplina.

“Fue algo grandioso, no sólo me convertí en el primer nadador nacional en bajar el minuto en los 100m pecho, sino creo que también son pocos en Suramérica los que lo han logrado”, dijo el nadador que logró récord nacional