Egan Bernal, el futuro del ciclismo en Colombia

29 de agosto del 2017

El pedalista soñó estar en el equipo británico.

Egan Bernal

Desde niño Egan Bernal descubrió sus dotes como corredor en el ciclomontañismo. Sus pulmones se inflaban como bombas de oxigeno para ascender y superar las montañas de su amada Zipaquira, Cundinamarca.

El amor llegó a él mientras pedaleaba en su bicicleta. Flor Mariana Gómez Vargas y Germán Bernal Montaño son sus motores desde que tiene conciencia. Ellos lo llenaron de confianza y hoy son los que más sonríen con las victorias de su hijo

“Gané el Tour de l’Avenir que es una carrera muy importante y ahora espero competir en otras competencias de ruta para mejorar mis resultados”, dijo Egan Bernal a KienyKe.com.

Hace unos años el colombiano, de 20 años, veía por televisión al equipo Sky liderado por Chris Froome. En unos meses será compañero del cuatro veces campeón del Tour de Francia y de sus compatriotas Sergio Luis Henao y Sebastián Henao. Un sueño hecho realidad.

La vida le ha cambiado, tan rápido que aún no se acostumbra a ir en carro a las tiendas de Europa y no cruzar la calle para comprar los “mandados” en su natal Zipaquirá.

Con voz grave, sonrisa brillante y una madurez que sorprende a su edad, confiesa que mantiene los pies en la tierra y que trabajar es su único objetivo de aquí en adelante.

Ganar la l’Avenir, carrera más importante del mundo para jóvenes menores de 23 años, lo ubica como una gran promesa mundial. Egan recibió propuestas del Movistar Team, Orica Team y el Bahrain Merida pero decidió quedarse con el Sky por el proyecto deportivo que le ofreció la escuadra británica.

“Me darán la oportunidad de aprender mucho y mejorar en otras carreras como la contrarreloj. Además se preocuparán por mi estado personal y no solo profesional, aspecto que crea una afinidad con el equipo”, expresó el pedalista.

Egan está agradecido con el Androni Giocattoli-Sidermec por ser el primer conjunto que le dio la oportunidad de competir en ruta: “Aprendí mucho y ahora anhelo seguir haciendo lo mismo. Solo tengo buenos recuerdos”.

En montaña sabe que está su mayor fortaleza. Sus piernas pedalean en los ascensos más empinados. Respira lento y siente el sudor bajar por su rostro. Sus condiciones lo hacen un escalador temible para los adversarios porque cada kilómetro que recorre le da un plus a su férrea mentalidad ganadora.

Como cualquier deportista, tiene aspectos por mejorar. Eso no lo preocupa, al contrario, lo motiva.

“Mentiría si digo que he entrenado para competencias como las contrarreloj. No han sido mi fuerte pero entrenaré para ser más sólido cada día. Es mi meta”, apunta el zipaquireño.

Bernal sabe que “del afán solo queda el cansancio” y esa es la razón para estar tranquilo. Una vez llegue al Sky, iniciará un nuevo proceso de dos años que espera termine de la mejor manera.

¿Cómo cree que será su relación con Chris Froome?

“Al principio no sé que le diría, eso pasará en el momento. Supongo que en la primera cena le diré que es fabuloso ser compañero de un ciclista como él, además de otros ciclistas de primer nivel que conoceré”.

Egan vio cuando Froome, en plena Vuelta a España; dijo que se sentía satisfecho con la contratación de un joven corredor que venía de ganar el Tour de l’Avenir: “Espero todo salga bien cuando inicien los entrenamientos con Froome y los demás”.

Bernal considera fundamental la presencia de los primos Henao en su adaptación al equipo británico. Tener compatriotas a su lado hará todo más facil para el ciclista de 20 años.

“Sebastián me dijo que en el Sky te dan tiempo y no te presionan. Todos trabajan en conjunto y eso reforzó mi decisión de querer estar en un proyecto tan serio como ese”, puntualizó.

¿Qué piensa cuando dicen que usted es el futuro del ciclismo colombiano?

“No me gusta precipitarme porque algunos digan que seré como Nairo Quintana, Esteban Chaves o Rigoberto Uran. Quiero ir despacio y aprender mucho más. Entiendo que la prensa hable de eso, yo también lo haría si fuera periodista”.

Las presiones para Egan no van más allá de querer ser mejor día a día. El pedalista tiene sus sueños claros y es competir en carreras grandes. Su constancia en las rutas europeas lo llevó al primer lugar de la competencia más importante para jóvenes. Ahora, si su mente continúa fuerte, buscará brillar con luz propia junto a los mejores ciclistas del mundo.

“Mis sueños se darán con el trabajo diario y de ahí podré ver hasta donde podré llegar. Espero que sea ganando y aprendiendo”Egan Bernal

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO