Ciclismo en Colombia: El Rey sin corona

Ciclismo en Colombia: El Rey sin corona

19 de marzo del 2017

Nairo Quintana se coronó campeón por segunda ocasión de la Tirreno Adriático, competencia preparatoria para el Giro de Italia. La mayoría de los medios le dieron importancia 12 horas al triunfo del nacido en Cómbita, Boyacá. Como suele suceder, se dio vuelta a la página y el tema de mayor atención es la participación de los equipos colombianos en Copa Libertadores y la convocatoria de José Pékerman para las Eliminatorias del Mundial. El ciclismo, siendo el deporte que llena de alegrías el alma de la patria, es el “rey sin corona” del país.

Nairo, Esteban Chaves, Rigoberto Urán, Winner Anacona, Egan Bernal, Fernando Gaviria, entre otros ‘escarabajos’, llevan a cuestas las glorias de Martín “Cochise” Rodríguez, Fabio Parra, Luis Herrera, Álvaro Mejía, Víctor Hugo Peña y todos los corredores nacionales que derramaron sudor, sangre y lágrimas en su “caballo de hierro” para salir de la pobreza y cumplir el sueño que, hasta el momento, parece lejano para muchos amantes de la bicicleta: Ser ciclista profesional.

“Más vale tarde que nunca”, dice el refrán recordado por el exdeportista de esta disciplina, Víctor Hugo Peña, apasionado del campo, su familia y de las montañas, esas que recorrió en Colombia y todo el mundo.

En diálogo con Kienyke.com, Peña confesó que “algún día esperamos que los triunfos tengan el valor que se merecen”.

Víctor Hugo, que cumplió un año del retiro oficial, confiesa que ser ciclista es una forma de vida, no una profesión: “No tengo duda que este sea el deporte más importante del país. Sin embargo, en los medios no se le hace la repercusión necesaria. Nosotros vivimos de y con la cicla”.

El excorredor, de 42 años, aún practica bicicleta por salud. Además, acostumbra a ver a sus compatriotas en las competencias más importantes del ciclismo. Como cualquier apasionado por un deporte, entrelaza sus manos, respira lento y se enoja cuando las cosas no salen de la mejor manera.

Al ver a Nairo, Esteban y otros ‘escarabajos’ recuerda sus épocas gloriosas en las montañas de los pirineos cuando vistió la camiseta amarilla de líder en el Tour de Francia 2003.

“No queremos que la gente solo conozca el Tour, el Giro o la Vuelta. Hay carreras todos las semanas y es vital resaltarlas. Que se emitan los certámenes de a poco irá familiarizando a los colombianos con el ciclismo”, señaló Peña.

Víctor Hugo, recordado por compartir equipo con Lance Armstrong en US Postal, anhela que el boxeo, atletismo y otras disciplinas algún día tengan los mismos patrocinadores que el fútbol.

“El fútbol a lo mejor levanta más pasiones, pero todos los deportes deben ser importantes siempre, no solo cuando den alegrías”, manifestó.

El equipo y club de ciclismo Ciclo Ases es el más antiguo del país con 62 años. Muchos corredores como Lucho Herrera y Patrocinio Jiménez pasaron por esta escuela para ser grandes figuras. Otros se quedaron en el camino porque las oportunidades nunca aparecieron.

“Hay mucho talento en el país y aunque muchos son patrocinados por sus papás en un comienzo, en algún momento se espera una ayuda económica extra que no llega”, señaló a este medio el entrenador de Ciclo Ases, José Talero.

José cree que esa es la razón para los triunfos desbordados de los corredores colombianos en todo el mundo: “En Europa puede que los atletas no vengan de cuna de oro, pero sí tienen un respaldo financiero que aquí no tenemos y por eso los nuestros se rompen las piernas para obtener triunfos”.

El entrenador considera que el hambre y la pobreza, problemas que persiguen a Colombia desde hace muchos años, han provocado que los deportistas tengan que pedalear por la gloria y por un sustento económico. “Si no ganas, no vives”, afirmó Talero.

El preparador de Ciclo Ases, en su memoria, tiene los nombres de todos los deportistas, los que llegaron y los que no. Pero lo que le da fuerzas para trabajar es ver la cara de alegría de los jóvenes que llegan a la Vuelta a Colombia. Esa tal vez sea la carrera más grande que algunos puedan disputar a lo largo de su vida.

“Que disputen el certamen más importante en el país nos llena de felicidad. Tal vez otros sigan alguna profesión para vivir. Nosotros y ellos sabemos que la cicla es una compañera fiel que siempre estará ahí” José Talero

Héctor Palau ha desgarrado su garganta por 35 años en las distintas competencias nacionales e internacionales del ciclismo. El periodista, que se considera un seguidor y no un experto, ha vivido cerca los triunfos de, como él lo dice, “los hijos pródigos de la tierra colombiana”.

Palau ha estado en los medios por mucho tiempo y dice que, en efecto, la importancia mediática no es la necesaria para las grandezas que ha logrado este deporte.

“Para qué celebrar las competencias que ya se ganaron en el pasado. Se habla de las tres grandes (Giro, Vuelta y Tour) esperando que Nairo u otro se corone en Francia. No debería ser así”, señala el periodista respecto a la posición, según él, de otros de sus colegas.

¿Es el deporte rey sin corona?

Con esa voz ronca que lo caracteriza, respondió: “No tengo ninguna duda que este sea el deporte que más alegrías da a Colombia”.

Palau y Víctor Hugo Peña concuerdan en una cosa cuando un ciclista consigue un triunfo importante: “Los medios hacen eco porque tienen que informar. Sin embargo, le dan más importancia al pase gol de un futbolista en Europa que a los corredores”.

Héctor narra y comenta las carreras en las que participan los ‘escarabajos’ y ha visto como el sudor y los calambres no son impedimento para que los atletas superen las montañas de las competencias para conquistar las metas.

El mensaje del periodista, de Víctor Hugo y de José Talero es uno solo:

“No basta que el ciclismo sea un deporte rey sin corona. De hecho, ha sido así desde hace medio siglo. Queremos que no solo se celebre cuando se ganen títulos porque participar ya los hace grandes. Hay historias y lágrimas detrás de esos rostros”.