Luchador de UFC suspendido por EPO

Luchador de UFC suspendido por EPO

10 de abril del 2019

El luchador T.J. Dillashaw, campeón de peso gallo de UFC, fue suspendido por la Agencia Antidopaje de Estados Unidos (USADA) tras dar positivo por EPO. El estadounidense no apelará la sanción y tendrá que afrontar dos años de inhabilitación.

Dillashaw, de 33 años, arrojó positivo por EPO en una muestra tomada el 18 de enero al final de su combate frente a Henry Cejudo. Al enterarse de la decisión, el luchador entregó voluntariamente su cinturón y aceptó estar por fuera del octágono hasta, mínimo, mediados del año 2021.

La Eritropoyetina o EPO es un estimulante sintético que aumenta la concentración de glóbulos rojos en la sangre. Los atletas de alto rendimiento que usan esta fórmula cuentan con más oxígeno en sus músculos, por lo que son más eficaces y sienten menos fatiga.

Travis T. Tygart, presidente ejecutivo de USADA, habló a través de un comunicado oficial sobre la importancia de la lucha contra el dopaje en el deporte mundial:

“Todos sabemos que las presiones para ganar en todos los niveles de todos los deportes son reales e intensas; por eso, necesitamos fuertes esfuerzos antidopaje y sanciones reales para los que rompan las reglas”

El caso de Dillashaw abrió una polémica en el mundo de la UFC. Por ejemplo Cody Garbrandt, otro luchador de artes marciales mixtas, aprovechó la coyuntura para denunciar que existen múltiples casos de dopaje dentro del campeonato.

“Todas mis derrotas han sido contra luchadores dopados (…) Yo puedo estar tranquilo porque siempre seré un atleta libre de drogas y la razón es la creencia que tengo en mí mismo. Respeto el juego”, afirmó Garbrandt a través de su cuenta de Twitter.