“No tiene sentido participar sin la bandera”: Equipo ruso

11 de diciembre del 2019

La delegación de boxeo mantiene su posición.

“No tiene sentido participar sin la bandera”: Equipo ruso

La selección rusa de boxeo rechazó viajar a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 sin la bandera después de que la Agencia Mundial Antidopaje (WADA) prohibiera a los deportistas ‘limpios’ representar a su país.

“El equipo nacional se negó a participar en los Juegos Olímpicos sin la bandera”, dijo a Sputnik el secretario general de la Federación de Boxeo de Rusia, Umar Kremliov.

El 9 de diciembre, el Comité Ejecutivo de la WADA, integrado por doce miembros, acordó prohibir a los atletas rusos representar a su país en las competiciones con el argumento de que los datos del laboratorio antidopaje de Moscú estaban incompletos.

Kremliov indicó que los boxeadores piden ir a los tribunales para luchar por su derecho a representar a su país en los torneos.

Lea también: Lo que dejó la derrota de Andy Ruiz

“Se está a la espera de las medidas que tomen el COR (Comité Olímpico Ruso) y la Rusada (la Agencia Antidopaje de Rusia), por nuestra parte la federación analiza la posibilidad de impugnar la decisión de la WADA”, puntualizó.

Para los boxeadores, agregó, “no tiene sentido participar sin la bandera y el himno”.

Ya en noviembre de 2015, la WADA había acusado a Rusia de supuestas infracciones de las normas antidopaje y suspendió a la Rusada, pese a carecer de evidencias para culpar a los deportistas.

Las autoridades del país abrieron un expediente penal contra el director de entonces del laboratorio antidopaje moscovita Grigori Ródchenkov, quien actualmente se oculta en Estados Unidos.

También está imputado Timoféi Sobolevski, exjefe de control antidopaje del laboratorio que dirigía Ródchenkov.

La justicia rusa investiga a Ródchenkov porque sospecha que pudo destruir muestras de los deportistas.

Los investigadores establecieron que tanto Ródchenkov como Sobolevski llamaban insistentemente a Marina Dikunets, la directora de entonces del Centro Antidopaje, para pedirle en nombre del abogado canadiense Richard McLaren y la propia WADA la entrega de datos sobre los resultados de las pruebas antidopaje a cambio de una recompensa.

El abogado canadiense publicó en 2016, a menos de 20 días de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, un informe en el que involucraba al Estado ruso en un presunto programa de dopaje, una acusación que terminó con la suspensión de varios atletas del mayor evento deportivo y de toda la selección paralímpica.

McLaren construyó su controvertido informe apoyándose en las afirmaciones de Ródchenkov.

Siete meses después de concluir las Olimpiadas de Río de Janeiro, la WADA admitió que el informe McLaren carecía de evidencias para culpar de dopaje a los deportistas.

El propio McLaren a principios de septiembre de 2017 se retractó de sus imputaciones al Estado ruso después de que una comisión independiente se negó a aceptar los resultados de su controvertida investigación.

En diciembre de 2017, el Comité Olímpico Internacional (COI) prohibió a la selección rusa participar en los Juegos Olímpicos de 2018 en Corea del Sur bajo la bandera nacional, pese a no haber encontrado pruebas del llamado “dopaje institucional” del que se acusó al país.

Moscú negó en repetidas ocasiones cualquier vínculo del Gobierno ruso y los organismos públicos con los casos de dopaje entre los deportistas y aseguró que luchó en el pasado contra este mal y seguirá luchando en el futuro.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO