A la espera de las 48 selecciones para Qatar 2022

A la espera de las 48 selecciones para Qatar 2022

15 de marzo del 2019

Este viernes se abarcaron varios temas en el Consejo de la FIFA que se llevó a cabo en Miami donde se confirmó la creación de un nuevo Mundial de Clubes y la probabilidad de ampliar la participación de las selecciones en el Mundial de Qatar 2022.

De 36 equipos se pasaría a 48 y con ello aumentaría el número de partidos de 64 a 80 durante 32 días de competencia. A parte, ya no serían ocho grupos conformados por cuatro selecciones, si no que pasarían a ser 16 grupos con 3 selecciones cada uno.

Los cupos de clasificación para los combinados de los cinco continentes quedaría de la siguiente forma: Europa (16), África (9), Asia (8), Sudamérica (6), Norte y Centroamérica (6) y Oceanía. Los otros dos cupos saldrían de un torneo de repesca donde participarían seis conjuntos.

Varios expertos afirman que aumentar la cantidad de selecciones en un mundial afectaría el espectáculo y la calidad de los encuentros por el bajo nivel de algunos conjuntos.

Sin embargo, el presidente de la FIFA Gianni Infantino se pronunció al respecto y aseguró en rueda de prensa que “un Mundial con 16 selecciones más significa más gastos y también más recursos pero estamos convencidos de que se podrán equilibrar los gastos con los ingresos”.

Las razones que él da son: primero, darle la oportunidad a las selecciones que no han podido disputar un certamen de este calibre; y segundo, que países históricos como Italia, Holanda y Chile, que no participaron en Rusia 2018, no se queden por fuera del mundial por el espectáculo que brindan en el campo de juego.

Si se llega a dar esta opción en el próximo certamen, la organización de Qatar deberá buscar cuáles de los países limítrofes pueden servir como sedes del Mundial. Pero esa solución no sería fácil con respecto a Bahrein, Arabia Saudí y Emiratos Árabes con quienes rompieron relaciones económicas y diplomáticas. Los más opcionados serían Oman y Kuwait.

El próximo 5 de junio en el Congreso de París, previo al Mundial Femenino, se conocerá la decisión definitiva por parte de la FIFA. Y de paso se elegirá al nuevo presidente de la organización.