Tulio Gómez: “Es difícil tener más patrocinios en América”

Tulio Gómez: “Es difícil tener más patrocinios en América”

15 de noviembre del 2017

La permanencia del América de Cali en primera división depende de 90 minutos ante el Atlético Bucaramanga. El sufrimiento del equipo ‘escarlata’ se prolongará hasta el último suspiro de la Liga Águila. Los jugadores, cuerpo técnico, directivos y fanáticos del club solo esperan terminar la incertidumbre y escapar del fantasma del descenso, ese que los mantuvo en el “infierno” por cinco años.

Son pocas las horas que faltan para los duelos decisivos que definirán la escuadra que jugará en el Torneo Águila junto a Tigres. La ansiedad que persigue a Tulio Gómez, presidente del América, se evidencia en sus pasos cortos, sus sorbos de agua y su ronca voz. 

El máximo dirigente de los ‘diablos rojos’ asumió sobre sus hombros el peso de un equipo que necesitaba regresar a primera división por sus hinchas, por sus títulos… Por su historia en el fútbol colombiano. Logró el objetivo con trabajo, inversión y sudor.

“No podemos ni queremos descender. La situación económica este año, a pesar de ser uno de los clubes más taquilleros en el año, nos obliga a pensar en cuadrar caja como sea. Y la segunda división no es una opción”, confesó a KienyKe.com un tenso Tulio Gómez.

Aumentar el presupuesto del equipo en un 50% para el segundo semestre del año le costó a la dirigencia ‘escarlata’ tener un déficit económico de más de 7000 millones de pesos. Los cinco partidos a puerta cerrada y los impuestos del Estadio Pascual Guerrero fueron los factores que más afectaron al América.

“Lo partidos a puerta cerrada en primer semestre por el inconveniente entre las barras ‘escarlatas’ y el Cali nos perjudicaron internamente. La alcaldía de la ciudad nos exigió unas medidas de seguridad que nos equivalen a 60 millones por partido”.

Pero mirar hacia atrás no le traerá los réditos perdidos al equipo. Por esta razón es importante conservar la categoría, clasificar a ‘playoffs’ de Liga Águila y asegurar el cupo en Copa Sudamericana 2018.

“Las taquillas serán vitales porque necesitamos que los hinchas nos acompañen en todos los partidos de aquí en adelante. En algunos momentos no tuvimos el aforo deseado en la cancha y esperamos que siempre tengamos el apoyo de los fanáticos”, puntualizó.

Patrocinadores del América de Cali en 2018

El tema de los patrocinadores en América, por lo menos para el 2018, no tiene cabida. Debido a los contratos de marketing que tiene el club y a las marcas que ya trabajan con los ‘escarlatas’. En la próxima temporada solo dos empresas podrán pautar con los ‘diablos rojos’.

La fidelidad es un factor determinante en el onceno rojo. No se le cobrará más a las organizaciones que tienen contrato vigente hasta que finalice el vínculo y se entre en una etapa de negociación. 

Sin embargo, la preocupación que existe por no poder integrar marcas a la camiseta del club en 2018 genera que los ingresos de los ‘escarlatas’ tengan que llegar por otro lado. 

“Siempre la idea será vender jugadores así no hayan problemas económicos, eso fortalece las finanzas del club”.

Por el momento no hay ofertas oficiales por jugadores del equipo. Tampoco hay nombres de refuerzos hasta que culminen los compromisos deportivos de la temporada.

El dirigente confía en la permanencia para terminar un año difícil y que ha dejado secuelas financieras a la escuadra caleña. 

“Contra Bucaramanga nos jugamos una final que se debe ganar. Ese es el objetivo del año, lo sabemos todos. Después el tiempo nos dejará trabajar en cómo seguir mejorando pero para eso primer debemos seguir en la A”, expresó Tulio. 

Gómez sabe que será difícil conciliar el sueño debido a la presión que existe en el club. El presidente de los ‘diablos rojos’ ya le expresó su apoyo y bendición a los jugadores y cuerpo técnico del América. Además, mientras entrelaza sus manos, espera el acompañamiento masivo de los hinchas en el Pascual Guerrero.

“La taquilla está agotada. Habrán unas 38.000 personas y eso será histórico. El valor que se recaudaría podría ser de unos 800 millones de pesos”.

El Pascual, como dice el presidente del cuadro rojo, se convertirá en una caldera, en el mismísimo infierno si es necesario para que en la cancha solo exista una meta: ganar o ganar. 

Una vez Tulio vea con sus propios ojos, como tanto anhela, la permanencia en la Liga Águila podrá descansar. Su espalda podrá dejar ir el peso de la agonía y las dudas.

Gómez prefiere no pensar en la posibilidad de descender. Es más se niega a hacerlo. En su cabeza solo existe un 2018 lleno de cambios lejanos a la tabla del promedio.

“Más sabe el diablo por viejo que por diablo”, reza un adagio popular. El dirigente, aunque tema volver a la ‘B’, es consciente de la posibilidad y, en caso ir a segunda división nuevamente, no podrá estar tranquilo por muchos meses más.