¿Dimayor botó a la basura millonaria inversión?

¿Dimayor botó a la basura millonaria inversión?

4 de diciembre del 2014

Este sábado se juega una fecha definitiva en los cuadrangulares semifinales del fútbol colombiano.

Mientras en el grupo B es claro que Medellín es finalista, en el grupo A no se dice la última palabra. Santa Fe, Nacional y Huila pelean por la posibilidad de jugar los dos partidos en los que se definirá el campeón.

Pese a la importancia de la fecha, los árbitros, sobre quienes recae la responsabilidad del juego limpio y la justicia, afrontan una dificultad: No tienen intercomucaidores, un elemento que facilita la comunicación entre ellos y reduce el riesgo de error.

La ausencia de estos aparatos, fundamentales para garantizar un buen arbitraje, no es nueva. Este año no han sido utilizados pese a la gran inversión económica que hizo la Dimayor. ¿Por qué?

Hace cinco años en un partido entre América de Cali y Cúcuta Deportivo en el Pascual Guerrero, Colombia le dio la bienvenida a la tecnología usada en el fútbol mundial.  Lea también: ¿Qué se siente ser la mamá de un árbitro? La mamá del árbitro más famoso  de Colombia responde

Ese 28 de febrero el árbitro central y los asistentes estrenaron los intercomunicadores, aparatos que permiten impartir justicia, aplicar las reglas y comunicarse entre sí en tiempo real.  También vea: Los árbitros más ciegos del mundo. 

“Este equipo es muy valioso por la agilidad que nos permite en el campo, pero claro, nos obliga también a ser responsables y estar atentos para tomar decisiones que incluso afectan el grupo, y los intercomunicadores definitivamente no pitan por nosotros”, señaló el en su momento el exárbitro Oscar Julián Ruiz, luego de tener su primer contacto con la nueva tecnología.

La llegada de los intercomunicadores fue definitivamente una buena noticia. Se tomó como un paso hacia la modernidad, hacia al futuro. Lea también: Cuando los árbitros meten la pata

La Federación Colombiana de Fútbol y la División Mayor del Fútbol Colombiano sacaron pecho porque estaban suministrando a los jueces herramientas necesarias para que hicieran mejor su trabajo y tratar de ponerle freno a las polémicas que cada ocho días se generaban por una mala decisión arbitral.

“Queremos dar la buena noticia que desde el presente año, y adaptando el fútbol colombiano a los últimos adelantos tecnológicos que existen en la materia, dotaremos a los árbitros de intercomunicadores”, apuntó el presidente de la Federación Colombiana de Fútbol, Luis Luis Bedoya cuando presentó con bombos y platillos los nuevos “juguetes”.

El dirigente agregó que la compra de los intercomunicadores era parte del “compromiso que la Federación tiene para continuar profesionalizando nuestro fútbol”.

Ergonómico, ligero, con nueve niveles de volumen y con baterías recargables hasta con cinco horas de autonomía, fueron algunas de las características que se resaltaron de los aparatos que al balompié criollo.

Nestor Pitana y Cherman Cardenas en la copa libertadores

Árbitro argentino Néstor Pitana durante un partido de la Copa Libertadores. “Estamos fuera del orden internacional”, dice una de las fuentes consultadas por KienyKe.com

En diálogo con KienyKe.com, el analista arbitral Jose Borda señaló que la Federación se conformó con el pomposo anuncio y no hizo el mantenimiento respectivo. De hecho, éste año los intercomunicadores no han sido utilizados.

“Los árbitros están pidiendo a gritos que les pongan estos intercomunicadores porque es una herramienta muy importante para ellos. Se evitarían una cantidad de errores humanos que se cometen en los partidos. Es una ayuda fundamental para el desempeño de la labor de los árbitros”.

Aunque la Federación no reveló el precio de los aparatos, fuentes consultadas por este medio señalaron que en promedio los intercomunicadores, que fueron comprados a la firma CDC de Portugal, tuvieron un costo de entre 45 y 50 millones de pesos.

Borda señaló que los árbitros no los utilizan porque “no dispusieron de recursos para tenerlos en óptimas condiciones”. Llama la atención que se hable de ausencia de dinero para el mantenimiento de los intercomunicadores cuando la Federación tuvo una fuerte inyección de dinero por cuenta de la buena actuación que tuvo la Selección Colombia en Brasil 2014.

Por su parte, un integrante de la Comisión Arbitral –organización que hace parte de la Dimayor–, encargada de realizar el mantenimiento de los intercomunicadores, señaló que “se han tenido problemas con los auriculares porque los aparatos sí funcionan. Entonces se optó por recogerlos para empezar a solucionar el tema”.

Arbitros de futbol, intercomunicadores

Según el vocero de ese organismo, que pidió a KienyKe.com no revelar su nombre, “hay dos opciones: comprar unos nuevos o comprar auriculares”. Agregó que para la gran final del fútbol colombiano que se jugará el 17 y 21 de diciembre, sí se utilizarán los aparatos. “Se reunieron varias partes de los intercomunicadores de todo el país y se logró armar un kit. Pero si Dios quiere el otro año van a estar funcionando full”.

A criterio del vocero de la Comisión, el intercomunicador “no es es necesario para pitar, es una ayuda, pero no es elemental”.

“Los pedimos a gritos”

Muy diferente piensa un árbitro del fútbol colombiano consultado por KienyKe.com.

El juez, que por norma no está autorizado a hablar con los medios de comunicación,  indicó que “los intercomunicadores son importantísimos porque hay cosas de las que uno no se da cuenta y gracias a los intercomunicadores los árbitros nos podemos comunicar mejor. Facilita la toma de decisiones”.

“Una mala decisión arbitral puede definir un título o generar violencia entre las barras y jugadores”. El juez reconoce que con la ayuda de los intercomunicadores “tenemos menos posibilidad de que nos den palo en los medio de comunicación”.

Aunque es consiente de que la reparación no es sencilla porque los equipos se compraron en el exterior, señala que “obviamente han hecho falta para nuestro trabajo”.

Vale la pregunta. ¿La ausencia de los intercumunicadores habla de la realidad del nivel del fútbol colombiano? “Estamos por fuera del orden mundial. Todos los países europeos tienen intercomunicadores, es algo básico”, reclama el árbitro consultado por el medio.

Mientras se soluciona el tema, los equipos con transmisión de hasta 1 kilómetro, ergonómicos, ligeros, y hasta con cinco transmisores y receptores audio seguirán engavetados.