Bruno Fernandes, acusado de asesinato regresa al fútbol

19 de marzo del 2017

El jugador vuelve al fútbol tras siete años de cárcel.

Bruno Fernandes, acusado de asesinato regresa al fútbol

Foto: Facebook

Bruno Fernandes, arquero brasileño, firmó el pasado 10 de marzo un contrato por dos años con el club Boa Sported en la Serie B del Brasileirao. La decisión de las directivas fue altamente cuestionada, teniendo en cuenta que salió de la cárcel el 24 de febrero por problemas judiciales, tras haber asesinado a la mujer con la que sostenía una relación fuera del matrimonio.

“Bruno es un jugador y un ser humano, quisimos darle la oportunidad de reforzar nuestro equipo”. Rone Moraes

La noticia género varias reacciones de hinchas y grupos feministas. El equipo perdió  los patrocinios de empresas como Gois y Silva y el supermercado Kanxa, entre otros, ya que no estuvieron de acuerdo con el fichaje del jugador. A pesar de esto, Rone Moraes, directivo del club indicó: “Bruno es un jugador y un ser humano, quisimos darle la oportunidad de reforzar nuestro equipo”.

Antes de la condena

Conocedores del fútbol lo veían como el jugador promesa de Brasil. Era el capitán y portero del Club Flamengo, uno de los equipos más importantes de la liga brasileña. En su momento llegó a ser de los más opcionados para formar parte de la plantilla de la selección nacional, que jugaría el Mundial Sudáfrica 2010.

Jugó en Atlético Mineiro y Corinthians, en los que fue reconocido por sus atajadas e incluso directivos del AC Milan estaban dispuestos a ficharlo para que continuara su carrera en el fútbol italiano.

Caso de asesinato

La investigación se inició luego de que Eliza Silva Samudio desapareciera en junio del 2010. Todas las pruebas apuntaban al jugador, ya que la mujer había dado a luz aún cuando él quería que abortara. Una demanda por alimentos fue la gota que rebosó la copa y provocó el asesinato de esta persona.

En 2013 fue condenado por la justicia de Minas Gerais a 22 años y tres meses de cárcel por el brutal asesinato de Eliza Samudio. Tras siete años de prisión, le fue cedido el beneficio de libertad a la sentencia, razón por la cual salió y buscó trabajo en lo que mejor sabe hace: tapar goles.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO