Camilo Vargas, el arquero que renunció a la número uno

Camilo Vargas, el arquero que renunció a la número uno

21 de diciembre del 2014

Un líder en la cancha, pero callado fuera de ella. Así parece ser Camilo Vargas, que con su corta edad se consolida como el portero titular de Santa Fe y un referente en el arco de la Selección Colombia.

Su mamá lo apoyó desde muy pequeño y fue pilar fundamental en la decisión de Camilo de dedicarse al fútbol. “Siempre lo acompañaba a los entrenamientos y lo esperaba fuera del colegio para llevarlo a entrenar”, comentó su hermana Carolina. Hoy Nubia sufre igual que lo hacía en esa época cuando las cosas no le salen bien.

Su papá, Oswaldo Vargas, ha sido un referente en la vida de Camilo y tal vez por eso en sus inicios, el arquero de Santa Fe quiso imitar a su padre.

Hincha cardenal desde la cuna por cuenta de su papá y sus tíos. Todos ellos le infundieron el amor por el equipo rojo a pesar del cariño de su abuela por el rival de patio, Millonarios.

Es un hombre de oración al igual que su familia. No tiene agüeros. Su fuerza la encuentra en el hogar, donde todos lo apoyan y le dan una mano cuando la necesita.

En el colegio San Gregorio Mango donde estudió, le permitieron combinar los libros con el deporte. Gracias a esto, cuando tenía 12 años entró a jugar en la escuela Maracaneiros y en 2005 llegó a Santa Fe, luego de estar en la selección Bogotá. En ese momento Eduardo Méndez era el presidente del equipo cardenal.

La ilusión de estar en el profesionalismo lo obligó a bajar más de 20 kilos. Desde muy pequeño tuvo problemas con su peso. A pesar de estas dudas, se sometió a un trabajo diferenciado para equilibrar su talla y mejorar su condición física.

Camilo-Vargas

Pedro Sarmiento le dio la oportunidad de debutar en el 2007 con apenas 18 años en un partido frente a Equidad. El juego terminó 2-1 a favor del cuadro cardenal. Ese día Camilo tapó los últimos 15 minutos, luego de la expulsión del arquero titular.

Arturo Leyva, técnico encargado de Santa fe luego de la salida de Sarmiento y en medio de una crisis deportiva del club, le dio la confianza para ser el arquero titular y aunque sufrió una lesión al finalizar la Liga en ese momento, se recuperó y esperó su momento para regresar.

El 23 de noviembre de 2011 marcó su primer gol como profesional ante Millonarios, cuando el partido ya estaba terminando y el marcador iba 0-0. En el minuto 46 del segundo tiempo Vargas le da la victoria con un gol de cabeza a Santa Fe.

[youtube width=”549″ height=”366″]https://www.youtube.com/watch?v=LUDNFQsm_4Q[/youtube]

Salió campeón en el 2012 y acaba con la sequia de 36 años para Santa Fe, uno de los momentos más importantes en su vida como profesional.

Amante de la salsa y, por influencia del camerino el reguetón, le gusta aislarse antes de los partidos escuchando música. La confianza y seguridad son dos armas que tiene para afrontar cada momento de su vida.

Prefiere no hablar con la prensa y estar callado en diferentes situaciones. Su hermana cuenta que Camilo siempre ha dicho: “Cuando te va bien te alaban, pero cuando te va mal te acaban”. Así mismo, piensa que lo que tiene que hacer lo hace con su trabajo y no con lo que dice.

Daniel Torres y Luis Carlos Arias son sus más cercanos al interior del camerino, y a pesar de no tener muchos amigos, los que tiene le dan fuerza en los momentos difíciles y lo acompañan en sus triunfos.

El número 12 lo ha acompañado desde pequeño y cuando tuvo la oportunidad de tener el 1, no lo quiso porque para él ese dígito es el de la hinchada.

camilo 2

Ángela Bolívar es su pareja. Es periodista al igual que su hermana. Hace un tiempo tomó la decisión de irse a vivir con ella por cuenta del amor hacia un perro. Su nombre es ‘Bruno’ y hoy acompaña a la familia Vargas Bolívar a todo lado.

Su hermana dice que le gusta comer arroz con huevo. No le gusta mucho la cocina, prefiere invitarlos a comer a fuera. Por otro lado, cuando se reúnen en familia, Camilo aprovecha para aprender algunos trucos a la hora de los asados.

Estar en el Mundial de Brasil con la Selección Colombia fue uno de los momentos más lindos en la vida de Camilo. “Somos una familia muy unida y esto lo vimos cuando viajamos todos a Brasil. Fue una experiencia muy buena y cuando podíamos hablar con él, nos decía que era un sueño no cumplido, sino que había llegado”.

camilo 1