El Profe Vélez, el personaje que creó Carlos Antonio

11 de febrero del 2015

¿En realidad es tan recio y estricto como parece?

Carlos Antonio Velez

Por:@jcmentefacto

Camilo Vargas merecía irse a jugar a Afganistán o que lo mandaran al peor equipo de la B en Colombia, para que viera qué es viajar los fines de semana en bus y que le paguen dos o tres meses después porque su comportamiento fue poco serio y muy poco profesional”, de esta forma Carlos Antonio Vélez se refirió a la novela del exarquero de Santa Fe y su paso al Atlético Nacional: contundente, vehemente, polémico. Lea también: ¿Por qué la barra de Nacional arremete contra RCN?

Pero esas son apenas algunas características que definen al hombre que ha dedicado 42 años de su vida a hablar de fútbol, pero hay más, porque como explica, “una cosa es lo que se ve en los medios y otra es la realidad”. Reconoce haber creado un personaje, como un actor, y ese personaje es recio, estricto, imperturbable. También le puede interesar: Luis Carlos Vélez, el nerd de 35 que se echó al hombro Caracol Noticias

Aunque tiene fama de prepotente y ególatra, los que trabajan a su lado tienen una imagen muy distinta. Lo definen como un trabajador incansable, con fino sentido del humor y enamorado de la vida.

También lea: Antonio Casale: “No me trasnocha llegar a ESPN o Fox Sports”

Contrario a lo que se pueda pensar, Carlos Antonio Vélez es un hombre romántico. Sandro, Los Pasteles Verdes, Los Iracundos, Los Ángeles Negros, Rafael, Camilo Sesto y Nino Bravo, son sus artistas favoritos.

“Ahora desde hace dos o tres años me nació un gusto por la música clásica, mi mujer se asusta cuando se sube al carro porque pasar de Los Ángeles Negros a escuchar a Mozart, no es fácil”.

Es riguroso, metódico y obsesivo por su trabajo, es un lector incansable, de esos que subrayan, toman nota y releen.

“Acabo de terminar un libro de Ancelotti y ahora estoy con uno del ‘Cholo’ Simeone, esos libros los leo y luego repaso lo que subrayo para estudiar, analizar y preparar mis programas”.

Su celular lo convirtió en una nutrida biblioteca en la que almacena al menos 50 libros digitales y muchos artículos de prensa, todos de fútbol. Divide las fotos que toma en álbumes con nombres específicos: técnica, táctica, estrategia.

Carlos Antonio Velez

A Vélez poco le importa leer la crónica de un partido. Busca lecturas atemporales, textos extensos y técnicos.

“Por ejemplo estoy leyendo un artículo en el que Louis van Gaal explica a través de unos gráficos que su equipo no siempre juega a lo que llaman el pelotazo, osea el juego largo”.

Explica que como estudioso del fútbol es muy parecido a Juan Carlos Osorio, técnico de Nacional. “He sido muy crítico de Juan, pero también es cierto que le encuentro muchos méritos. Ahora en el Mundial nos pusimos a comparar cosas y hay muchas parecidas, tomamos muchas notas y estudiamos de manera similar, nos lo dijimos mutuamente”.

Su forma de hablar, con términos extraños como la “periodización táctica”, le ha traído burlas y él lo sabe.

“Se burlaban de mí. Decían que jugaba damas chinas porque hablaba del anticipo y de la presión, pero hoy todos hablan así. Hasta el aprendiz habla de módulos.

Me siento pionero de eso en el periodismo. Fui el primero que hablé de sistemas y tácticas en el fútbol colombiano. Algún mérito debo tener. Yo la pude haber hecho más fácil como todos: unos tratando de quedar bien con todo el mundo, otros repitiendo lo que la gente dice y otros no diciendo nada. Yo tomé la vía más difícil”, sonríe, no sin antes decir que hoy la gente lo entiende más que antes.

A pesar de las críticas a Vélez le gusta que “la gente haga el ejercicio inteligente de pensar, de analizar”.

Hace unos diez años rechazó una propuesta de ESPN, una de las cadenas deportivas más importantes del mundo. También cuenta que le ofrecieron dirigir al Deportivo Pereira pero nunca le gustó el banco. “Soy periodista, no técnico. Para el cargo recomendé a Luis Fernando Suárez y creo que fue la primera vez que dirigió por allá”.

De la política al deporte y un café que le cambió la vida

Fue por esa misma pasión que genera el fútbol que Carlos Antonio Vélez llegó a los medios, no sin antes recorrer unos caminos que poco o nada tenían que ver con el balón.

Estudió en la Universidad de Caldas cuatro años de derecho, y uno más en la Universidad Católica. En ese proceso descubrió su liderazgo e integró grupos de juventudes universitarias y coqueteó con la política, cosa que ahora poco entiende.

“Fui candidato al concejo de Manizales pero por edad no habría podido llegar. Tenía ciertas vinculaciones de tipo político y empecé en los medios como periodista político en una emisora pequeña llamada La Voz de los Fundadores”.

Sin embargo, esa faceta no le duró mucho. Augusto Salazar Urrea, quien era el narrador y gerente de la emisora, tomando un café le propuso que le ayudara los domingos con el programa deportivo.

Carlos, hincha del Once Caldas de Manizales, sin pensarlo mucho aceptó la propuesta.

“Le dije que sí porque me ahorraba la entrada al estadio y además veía fútbol. Empecé con comentarios en un Tolima-Once Caldas, luego hice un par de entrevistas y ahí me quedé”

Luego a Augusto lo nombran gerente regional de Caracol y me lleva a Pereira a comentar fútbol, en ese tiempo conocí a Luis Alfredo Céspedes, hoy mi director de deportes”.

Ella manda a Carlos Antonio Vélez

Ningún jugador de fútbol ha sido objeto de tantos elogios como Techi, su esposa, una limeña a quien conoció en 1976 gracias a un viaje de transmisión de un partido de la Copa Libertadores.

“Yo le digo en broma que ella apenas me vio me pidió que nos casáramos. Pero realmente fue por mi insistencia, en poco tiempo insistí mucho y la convencí”.

Cuando Carlos habla de ella se le dibuja una sonrisa, le brillan los ojos, se nota que está enamorado pero sobre todo agradecido. Reconoce que él no tuvo mucha influencia en la crianza de sus hijos, Paola y Luis Carlos.

Carlos Antonio Velez

“No he criado a mis hijos. Sería muy injusto con mi esposa decir que yo los crié porque de los 42 años de profesión que tengo, sin fines de semana, viajando a todo tipo de eventos (Copa Libertadores, Suramericana, torneos Conmebol, Sub 20, Sub 17, Olímpicos, Copas América, Mundiales), me pasé recorriendo el mundo y mi mujer era la que se encargaba de la crianza. Casi que son a imagen y semejanza de ella, con esto le quiero hacer un homenaje porque ella fue la que se encargó de todo. Obviamente yo estaba en casa pero ocupado en otras cosas y a mí siempre me respetaron ese espacio, yo no sé de nada, ni de literatura, ni de música ni de nada. De lo poquito que entiendo en la vida es de fútbol y me respetaron ese espacio”.

“Ella es súper abuela, súper esposa y súper mamá. Mal haríamos nosotros en no reconocerlo. Además aguantarme a mi no es fácil”, bromea de nuevo. Aunque resalta y le da todos los méritos a su esposa, Vélez reconoce que “de lo poco que pude aportar, crié a mis hijos con disciplina y ejemplo. Ellos saben quién soy yo y ellos tenían que tomar el ejemplo mío. Trabajador de sol a sol y eso lo hice a pulso”.

“Somos muy buenos amigos”, es lo que dice sobre Luis Carlos Vélez, su hijo y exdirector de Noticias Caracol y actual vicepresidente ejecutivo de noticias de la cadena Telemundo.

Carlos Antonio conoce todo o casi todo sobre el trabajo en los medios de comunicación, por eso no quiso que Luis Carlos fuera periodista e invirtió una fortuna para su formación “en otra cosa”.

Lo describe como “un muchacho brillante que se preparó en la escuela de Economía de Londres y Harvard, está más preparado que un kumis. Cumplió en Colombia y superó las expectativas”.

Sobre el nuevo trabajo de su hijo dice: “Son grandes ligas. Una empresa comprada por Comcast y que de paso tiene la estructura de noticias de NBC es una cosa distinta. Nuestras empresas son muy grandes y respetables, Caracol y RCN, pero son de la comarca, lo de Luis Carlos es otro nivel”.

Hace unas semanas se conoció que al periodista de WIN Sports, el primer canal deportivo del país y canal oficial de la Liga Águila, quisieron vetarlo.

¿Por qué Cesar Pastrana quiso vetarlo a usted y a Iván Mejía?

No sé. Eso es irrelevante. Seguramente por ser independiente, a uno no lo vetan por otra cosa, entre otras nos hizo un homenaje y se lo agradezco mucho. Demostró que somos independientes y que no obedecemos a ningún parámetro de ningún dirigente, técnico o jugador de fútbol.

¿Es tensa la relación entre usted e Iván Mejía?

Una cosa es lo que se ve en los medios y otra es la realidad. Hubo momentos en que él opinaba unas cosas y yo otras y había un tratamiento diferente de la opinión contraria.

A raíz de ‘Los Tenores del Fútbol’ nos juntamos y nos dimos cuenta que teníamos más cosas en común que separación conceptual. Lo respeto mucho, me parece un excelente profesional, estudioso, familiar, lo he visto con su nieta para arriba y para abajo, lo admiro y lo respeto de verdad.

En esa unión de ustedes en ‘Tenores’ Hernán Pelaéz fue fundamental. ¿Qué opina de su retiro de La Luciérnaga?

No creo que se haya retirado. Él es un tipo que se levanta a las cuatro de la mañana ¿a qué? ¿A mirar el techo? Yo lo conozco, seguramente ya estaba pensando que era un ciclo que debía cerrar. No creo que se haya ido y no creo que se vaya a ir nunca, es un hombre que se ha construido en los medios, que construyó medios, que construyó una manera de pensar muy distinta a la nuestra y que es una institución. Hernán ni muerto se va a ir, ni se ha ido, ni se irá. Lea también: Hernán Peláez, el melómano generoso

Carlos Antonio Velez

¿Qué opina de Antonio Casale?

Es un buen muchacho. Con el correr del tiempo se irá dando cuenta en qué es bueno y en qué no. Seguramente acentuará lo bueno y quitará lo malo, como nosotros. Me parece un tipo valioso en lo que hace.

¿De la llegada de Claudia Gurisatti a la dirección de Noticias RCN?

Me encantó y tengo que decir que es mi amiga. La relación con Claudia es familiar, ella es de la casa, como sus hijos. Nosotros siempre tuvimos una relación muy cercana y me cuesta mucho deslindarme del aprecio que le tengo como persona. Me ha parecido una rebelde y me encantan esas personas que matonean en los medios y con ella ha habido un matoneo descarado, pero ella es rebelde y tiene una manera de pensar y eso es respetable.

¿A propósito, usted se siente matoneado en medios?

No. Ahora, te voy a ser sincero, me da igual. Eso es como si le preguntaran a Cristiano Ronaldo o a Messi si le molestan que lo insulten en todos los estadios, se morirían de la risa, eso es irrelevante.

El personaje que inventó

El ‘Profe’ es un personaje, alguien muy distinto al Carlos Antonio de la vida real.

“Ese es un personaje. Nosotros somos componentes de unos medios de comunicación donde tenemos que vender un producto y lo hago con ese personaje. Un personaje que como en la vida real, dice lo que piensa. Ese personaje es duro pero cambiamucho al de la vida real. Es como Mourinho. Es un tipo que al aire tú lo ves y dices que es jodido, pelea con todo el mundo y genera controversia, pero no hay ni un solo jugador de ningún equipo que hable mal de él”.

Con el tono de un personaje que posicionó y que genera amores y odios, Vélez es contundente: “La Copa América debe ser el objetivo, tenemos jugadores para ganarla, de nada sirve estar vendiendo que somos los mejores y no ganamos títulos. Si tenemos al mejor técnico de América y a los jugadores más elogiados de la región, lograr un título continental es lo mínimo que les podemos exigir”.

Como en una novela sabe que su personaje tiene facetas, como protagonista o como antagonista, pero Carlos Antonio se siente mejor como antagonista. “Me siento mejor en ese papel”.

Y siendo antagonista ganó respeto y reconocimiento. Tanto que se convirtió en el personaje de ‘Los Rencauchados’, un programa que parodiaba a distintos personajes de la vida nacional.

Carlos Antonio Velez

Políticos, senadores, presentadores y él, junto a Edgar Peréa, eran los únicos periodistas deportivos que brillaban. A ese muñeco lo llamaron Dios Antonio, pero lejos de molestarse se sintió halagado. “Siempre he creído que la imitación es un homenaje”.

“Hice una oferta para comprar el muñeco. Era un muñeco de látex que habían hecho en Francia y después en Colombia. Pero realmente era desproporcionado, muy grande. Me lo trajeron pero mi mujer me dijo que no comprara eso, porque dónde lo vamos a poner.”

Carlos Antonio Vélez seguirá interpretando su personaje en los medios: polémico, vehemente a veces irritante. Seguirá siendo el antagonista de una novela que escribe todos los días en su programa de radio. Seguirá hablando de fútbol porque no piensa en el retiro, pero sobre todo, seguirá amando a Techi “porque antes la gente se casaba para toda la vida”.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO