La final decisiva de Jhon Viáfara en EE.UU.

3 de octubre del 2019

Pasó de compartir un campo de fútbol con los mejores futbolistas del mundo, a estar en una misma prisión con los más buscados.

John Viáfara

Wikimedia

Jhon Viáfara habló en exclusiva con el medio manizaleño ‘La Patria’, a cerca de su desliz con el narcotráfico, luego de haber sido el mejor jugador de América al coronarse campeón de la Copa Libertadores con Once Caldas, en 2004.

Hace 15 años, su nombre y el de sus compañeros ocuparon las portadas de los medios más importantes de Sudamérica; hoy, ocurre lo mismo con él pero por su extradición a Estados Unidos donde deberá pagar por los “delitos federales de narcóticos y concierto para delinquir”.

Antes de ser trasladado, el exfutbolista se refirió a su paso por el conjunto blanco de Manizales, recordó al profesor Luis Fernando Montoya y resaltó lo que hoy siente después de haber alcanzado tantos logros en una carrera deportiva que estuvo llena de golazos, títulos y amistades.

Manizales, su casa; el Estadio Palogrande, su altar de fútbol

“No tuve la oportunidad de retirarme como quería. Agradezco todo el apoyo que me dieron en mi carrera, porque siempre me sentí protegido. Manizales será siempre mi casa y el Palogrande, mi altar del fútbol”, expresó el vallecaucano.

Viáfara vistió 13 camisetas desde 1998 hasta 2015. Estuvo en la Premier League de Inglaterra y en la Liga de España; además, defendió varios escudos importantes del rentado local. Incluso, alcanzó a estar con la Selección Colombia para disputar la Copa América de 2004 y 2007.

Al final, después de largos pasos por diferentes campos del mundo, finalizó su trayecto en Rionegro Águilas.

“La historia está por más que mucha gente quiera dañarla. Mi futuro lo escribiré yo, con mucha fe, pero el pasado está escrito y muy bien. Este es un partido más, una final más que voy a ganar”, contó Viáfara al medio manizaleño.

Luis Fernando Montoya: su mentor

Desde una prisión de Bogotá, Jhon Viáfara le pidió a las directivas de Once Caldas que no se olviden del “profe Montoya”. “Él necesita de su apoyo económico y anímico”, afirmó el exjugador.

A su vez, Viáfara le brindó todo el respaldo al actual estratega del cuadro albo Hubert Boderth. “En mi concepto es de los de mayor futuro del país. No esperen que se vaya para valorarlo”, confesó, en diálogo con ‘La Patria’.

Así mismo, aprovechó para referirse a la hinchada, dejando un mensaje claro de honestidad para no empañar el balompié nacional.

“No dejen de ser transparentes y limpios a la hora de apoyar al equipo. Este Viáfara seguirá siendo el mismo y saldré adelante pronto”, puntualizó.

Las amistades

Más allá del momento que está pasando, ha recibido el apoyo de sus allegados, tanto familiares como amistades.

“Hay muchos que me hablan y están pendientes de mí. Incluso, algunos de los cuales pensé que se iban a alejar, pero no fue así”, expresó el vallecaucano. “Cuando salga de acá Dios habrá quitado mucha gente que no necesitaba”, agregó.

De pisar el mismo campo con los mejores jugadores del mundo, a compartir celda con los prisioneros más buscados

Viáfara le contó a ‘La Patria’ que está escribiendo un libro donde relata su vida y su carrera deportiva por el balompié mundial. De cómo fueron sus inicios y los sacrificios que tuvo que pasar para llegar a la élite nacional, al hoy.

“Después de compartir con los mejores del mundo, con Lionel Messi, Martín Palermo o ir a la Selección a lo que vivo ahora. Compartir celda con hombres buscados”, comentó.

Jhon Viáfara y su familia se proclaman inocentes. Y se refiere a Dios como su salvación, a quien años atrás no lo tuvo mucho en cuenta.

“De lo único que me arrepiento es no haber puesto a Dios por delante de mis planes y mis proyectos”, finalizó.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO