Estrella del fútbol francés robó a otro jugador por celos

3 de octubre del 2019

Las disculpas no alcanzaron en este caso. Su despido fue de inmediato.

Lamine Diaby Fadiga

@ldnine9

Esta semana, el fútbol francés fue testigo de un caso extraño que se presentó al interior de uno de los clubes que pertenecen a la Primera División.

Lamine Diaby-Fadiga pasó a ocupar los diarios más importantes del continente europeo luego de protagonizar un caso de hurto que condujo a su despido inmediato del Olympique Gymnaste Club de Nice. La joya de 18 años de edad perdió el control de sí mismo y tras una mala decisión llegaron las consecuencias.

Diaby-Fadiga se había metido en el corazón de los seguidores del club por la calidad en su juego. El atacante galo demostró en cada entrenamiento sus condiciones, hasta llegar a cautivar a Patrick Vieira, entrenador del club.

Sin embargo, el ambiente a su entorno tuvo un giro de 360 grados cuando se enteró de la contratación del danés Kasper Dolberg. Con este fichaje, Diaby-Fadiga sabía que la exigencia iba a ser aún mayor, para ganarse un puesto en el once titular.

Pasaron los días y Diaby-Fadiga sufrió una lesión. Al mismo tiempo en que Dolberg empezó a sacar sus frutos deportivos que empezaron a conquistar a sus compañeros de equipo.

Estos efectos empezaron a generar resentimientos y celos en el jugador francés, a tal punto de llegar a robar un reloj de 80.000 dólares que pertenecía a la nueva estrella del onceno francés.

Diaby-Fadiga, en diálogo con los medios locales, explicó la razón del hecho que protagonizó y que le ocasionó su despido.

“Mi situación de fracaso contrastaba con el éxito y el aura de Kasper (Dolberg), mi compañero. Me la agarré con él sin ningún motivo, quizá por celos“, confesó el delantero. “En vez de luchar en la cancha para competirle (el puesto), actué como un cobarde”, agregó.

Diaby-Fadiga se disculpó con su compañero, el técnico y las directivas; sin embargo, esas palabras de lamentación no le bastaron para detener su despido del club.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO