El ABC del escándalo de la Federación Colombiana de Fútbol

31 de julio del 2018

Tras meses de investigación, la Superintendencia de Industria y Comercio formuló pliego de cargos a la Federación Colombiana de Fútbol por el escándalo en la reventa de boletas durante las últimas eliminatorias al Mundial de Rusia. TicketShop, empresa encargada de la distribución de las entradas, está implicada junto a altos dirigentes del ente deportivo como Ramón Jesurún […]

Federación Colombiana de Fútbol reventa

Tras meses de investigación, la Superintendencia de Industria y Comercio formuló pliego de cargos a la Federación Colombiana de Fútbol por el escándalo en la reventa de boletas durante las últimas eliminatorias al Mundial de Rusia. TicketShop, empresa encargada de la distribución de las entradas, está implicada junto a altos dirigentes del ente deportivo como Ramón Jesurún (presidente de la Federación), Álvaro González Alzate (miembro del Comité Ejecutivo), Jorge Fernando Perdomo (expresidente de Dimayor), Alejandro Hernández, Claudio Javier Cogollo, Elkin Enrique Arce, entre otros.

César Ronaldo Carreño e Iván Darío Arce son los investigados por parte de TicketShop. Ellos habrían sido los encargados de establecer la negociación de reventa juntos a los directivos para recolectar ganancias superiores a los 13.000 millones pesos, según manifestó el superintendente Pablo Felipe Robledo.

Una vez se conoció la determinación del ente, la Federación emitió un comunicado en el que asegura: “Respetamos y acatamos siempre las decisiones que sean tomadas por las autoridades. Tenemos la tranquilidad de que desde el principio de este proceso, hemos colaborado con la Superintendencia de Industria y Comercio, para que se resuelva esta investigación lo antes posible en beneficio de todos los interesados y, en especial, en beneficio del fútbol colombiano”.

Las preguntas comienzan a surgir entre los seguidores del balompié nacional y, por supuesto, las autoridades. En redes sociales algunos recordaron los problemas que hubo para adquirir las boletas de la selección en Barranquilla. Incluso los hinchas aquejaron que no habían entradas y los servidores no funcionaban. Luego aparecían agotadas y nadie respondía porque todo “estaba en orden”.

Para los directivos colombianos pudo ser una buena estrategia la reventa de boletas. De esa forma tenían la posibilidad de beneficiar a sus allegados y de mejorar sus ingresos sin intermediarios. Al tener una alianza con TicketShop en la que todos ganaban, no había negocio malo. Sin embargo, todos son inocentes hasta que se demuestre lo contrario.

Y lo peor que pasa en la Federación, o al menos lo que sienten, es que este pliego de cargos llega en un momento de transición. La entidad se encuentra en una reestructuración del Comité Ejecutivo con César Pastrana y Jaime Pineda como nuevas cabezas de proyecto junto a Jesurún. Los dirigentes se posesionarán en los próximos días con la “papa caliente”. Nadie en este momento quiere pisar en falso. Todos los ojos están puestos en la Federación.

¿Error tras error?

Jorge Perdomo, expresidente de Dimayor, es uno de los implicados y luego de dejar su cargo vacante, tras la decisión de los equipos de la primera y segunda división del fútbol colombiano de relegarlo por no cumplir con sus funciones como se esperaba, quedó un vacío en la institución que rige las competencias profesionales.

Se habla de Iván Novella (gerente de Dimayor), Jorge Enrique Vélez y Carlos Mario Zuluaga (presidente de Equidad) como principales candidatos a ocupar este lugar. Lo cierto es que el hombre que llegue también tendrá que lidiar con los baches que dejó Perdomo, en lo deportivo y en lo extradeportivo.

Jesurún no se ha pronunciado. Desde que finalizó el Mundial de Rusia poco se le ha visto. El dirigente ya conoce la decisión de la Superintendencia y sabe que en caso de ser hallado culpable este será un bochornoso precedente en la historia del fútbol colombiano, parecido al de Luis Bedoya, empresario vinculado al Fifa Gate por amañar contratos de televisión con otros altos mandos de la Conmebol.

El silencio rodea la Federación y mientras la SIC investiga e intenta hallar la verdad, más de uno espera salir bien librado del escándalo de la reventa.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO