El día que el fútbol no descansó

El día que el fútbol no descansó

26 de Diciembre del 2014

El fútbol no se detiene y menos en Inglaterra, cuna de este deporte. En la mayoría de Europa y el resto del mundo se han hecho pausas deportivas para disfrutar las festividades de fin de año, pero en el Reino Unido se celebra un aniversario más del ‘boxing day’, una festividad que va mucho más allá de ser una maratón de partidos.

De entrada, el conocido como ‘boxing day’ tiene una tradición el día después de Navidad, el 26 de diciembre, recogida de la Edad Antigua, cuando las clases nobles entregaban cajas con comida y frutas a su servidumbres. Los encuentros sociales hicieron que la fecha sea aprovechada para la realización de partidos de fútbol.

La historia de esta celebración se remonta a 1860, donde el Sheffield FC, el primer equipo de fútbol, luego de buscar rival por más de tres años y cansados de enfrentarse entre sí -solteros vs casados– encontró un equipo de similares características en la parte industrial de la ciudad de Sheffield. En ese momento el Hallam FC fue el rival para el encuentro que se llevó a cabo el 26 de diciembre de ese mismo año y que terminó con victoria 2-0 a favor de Sheffield. En los partidos, los adinerados llevaban cajas de comida y regalos para compartir.

Lea también: ¿Cómo acabó Margaret Thatcher con los ‘Hooligans’ en Inglaterra?

Igualmente, sobre el nombre del ‘Boxing day’ hay dos teorías. La primera data del siglo X; el rey Wenceslao, Duque de Bohemia, recorría sus tierras un 26 de diciembre cuando se le acercó a un joven que estaba en el piso para darle pan y vino, desafiando el inclemente clima de esa zona. Esa ofrenda años más tarde fue tomada por la Iglesia para recoger en cajas víveres y ofrendas que el día después de navidad eran repartidos entre los más necesitados.

Otra historia cuenta que luego de las grandes fiestas que tenían los más ricos en Inglaterra sobraban grandes cantidades de comida, las cuales eran puestas en cajas, que los empleados podían llevarse para las casas.

Igualmente como era tradición, los regalos eran empacados en cajas que al abrir daban felicidad a los niños. Años más tarde, y cuando la tradición futbolera se instituyo en Inglaterra, se veían familias compartiendo comida que llevaban en cajas en los estadios mientras miraban los partidos.

Boxing Day

Para los aficionados a este deporte, disfrutar del fútbol en una de las ligas más competitivas es un premio, ya que otras ligas descansan por estos días. Uno de los factores más importantes de la jornada es el apoyo de los hinchas, quienes como cada fin de semana, llegan para alentar a sus equipos sin importar el clima.

Desde ese momento, e incluso durante la Primera y Segunda Guerra Mundial, se realizan actividades deportivas en el ‘boxing day’. En una de las guerras del siglo pasado se recuerda la vez que en un partido disputado entre el Brighton Hove Alvion y Norwich, se presentó el primer equipo con solo cinco jugadores, ya que el resto se encontraban sirviendo a su país en la batalla contra los alemanes. Entonces tuvieron que completar la formación con hinchas que quisieron apoyar a su equipo.

Lea también: Estos son los clásicos más importantes del mundo

Ese día, sin importar lo que sucedía fuera de la cancha, se disputó el partido que terminó 18-0 en favor del Norwich.  A pesar de estas situaciones, el calendario se cumplió y se disputó un año más el ‘boxing day’ completo en Inglaterra y los países pertenecientes a la Comunidad Británica.

Hoy, cuando se celebra la edición número 154 de esta jornada, varios equipos pretenden aprovechar esta maratón de partidos para recuperar lo perdido en la primera parte de la temporada, y de paso dar a sus hinchas que no solo van a los estadios en familia, sino que se reúnen en bares y restaurantes a ver a sus ídolos en medio del mejor festivo del año.