Él es la ‘Bestia’ del fútbol

Él es la ‘Bestia’ del fútbol

10 de enero del 2015

Hablar de ‘La bestia’ podría ser sinónimo de una historieta o una película de ficción, pero no.

Su nombre es Adebayo Akinfenwa y hasta hace unos días para la mayoría era desconocido, hasta que anotó el gol del empate entre su equipo, el AFC Wimbledon y el Liverpool, por la FA Cup.

Pesar 102 kilos, medir 1.80 Mts y tener la fuerza de levantar 180 kilogramos acostado, le han valido para ser llamado “El jugador más fuerte del mundo”, según FIFA 15.

Por su corpulencia y su capacidad física podría ser más bien un jugador de Rugby o fútbol americano, aunque desde muy pequeño quiso jugar fútbol.

Lea también: El elefante que detuvo la guerra

A pesar de ser un ‘Chico grande’ desde que era un niño, y verse siempre mayor a la edad que tenía, este delantero que lleva más de 160 goles en sus 12 años de carrera ha jugado en Lituania, Gales y por lo menos en doce equipos de Inglaterra.

Si bien sus cualidades le han servido para anotar goles y ganar en fuerza a sus rivales, ha tenido situaciones donde su condición física le ha jugado malas pasadas.

En el 2007 rechazó firmar un nuevo contrato con el Swansea City, su equipo en ese momento, y fichó por el Swindon Town, aunque no logró pasar la revisión médica y por esto le tocó jugar meses después en el Millwall F.C. con un contrato que se renovaba de mes en mes, luego de pasar una extenuante revisión médica. Con ese equipo disputó siete partidos y no anotó ningún gol.

La bestia, Adebayo Akinfenwa

Su época de gloria se dio dos años después en el Northampton Town F.C., donde jugó dos temporadas y anotó en 93 partidos 35 goles que le sirvieron para ser la figura y referente del equipo.

Actualmente juega en el AFC Wimbledon de la tercera división del fútbol de Inglaterra, y aunque solo tiene 13 años de fundado este club, para sus hinchas el 10 que lleva en su camiseta es el referente y esperanza para seguir ascendiendo en una de las ligas más competitivas del planeta.

Combina el deporte con la promoción de su marca de ropa ‘Beats mode’, haciendo alusión a su sobrenombre, y en el último partido que disputó su equipo por la FA Cup -y que pudo marcar un hito en el fútbol al eliminar al Liverpool-, una de sus declaraciones le dio la vuelta al mundo.

“Quiero la camiseta de Steven Gerrard”, dijo antes del partido a sus compañeros acompañada de la siguiente frase: “Si alguien la toma antes que yo, va a estar en serios problemas”. Cuando terminó el encuentro se llevó a su casa el preciado recuerdo del equipo de sus amores.