Ellas lo sacrificaron todo por la gloria de un país

Ellas lo sacrificaron todo por la gloria de un país

1 de octubre del 2014

Indagando entre la intimidad de la Selección Colombia femenina del fútbol, pudimos conocer que Yineth Barón, una de las porteras que defienden los tres palos tricolores, tuvo que aplazar su matrimonio y el tiempo con su hija para jugar con el equipo nacional.

Mientras tanto, Paula Forero, Isabela Echeverri y la delantera Orianica Velásquez hicieron una pausa en sus estudios en el exterior por seguir un sueño colectivo: clasificar al próximo mundial de la categoría, que se realizará en Canadá el próximo año.

La destreza por hacer los dos oficios las obligó a realizar sus trabajos en la concentración y enviarlos para no desentonar en el exigente horario estudiantil estadounidense.

Por su parte, Sandra Sepúlveda (arquera titular), Carolina Arias (defensa lateral) y Carolina Pineda  (volante) tuvieron que dejar un reemplazo en sus respectivos trabajos para luego regresar y conservar la ayuda económica que les sirve de sustento diario.

Selección Colombia femenina

Estos son los esfuerzos que muchos hinchas y la empresa privada no ven. Llamado de atención para el apoyo constante que necesitarán estas pujantes deportistas en sus próximos retos que serán la Copa Mundo en Canadá 2015, Panamericanos y Juegos Olímpicos de Rio 2016.