Era Omar Pérez o yo: Gerardo Pelusso

Era Omar Pérez o yo: Gerardo Pelusso

5 de abril del 2016

Quince días después de renunciar a Santa Fe tras el inconveniente que se presentó con el volante Omar Pérez, Gerardo Pelusso se refirió a la situación del centrocampista y aseguró que el futbolista no acepta que ya no puede jugar más. Además, el entrenador acusó al deportista de manejar a la barra brava ‘cardenal’.

El pasado 19 de marzo, Pérez divulgó en sus redes sociales que se iba del equipo ‘albirrojo’ porque se sentía irrespetado, haciendo referencia al cuerpo técnico, hecho que generó molestia entre los aficionados del ‘león’ quienes esa noche llegaron a las afueras del hotel donde concentraba el plantel previo al clásico con Millonarios para apoyar al atleta y entonar cánticos contra el adiestrador.

Lea también: Prefirió tocarse los genitales que saludar a su rival.

La actitud del medicampista y la hinchada no la soportó Pelusso quien, previo al duelo contra los ‘embajadores’, renunció a la dirección técnica del club con el que sólo un par de meses antes había levantado la Copa Sudamericana.

Ahora, dos semanas más tarde, el estratega habló con los periodistas del programa ‘Ovación’ de El País Televisión, de Uruguay, y dio su versión de lo que sucedió en ese momento: “Llegaron a la puerta del hotel e hicieron una manifestación un grupo de hinchas, que los maneja Pérez. Todos sabemos que hay jugadores que, después de estar muchos años en un club, son amigos de los jefes de la barra”.

El técnico afirmó que, con ese entorno, marcado por un ambiente negativo y una situación, para él, intolerable, renunció a Santa Fe aunque aclaró  que es consciente de que los estrategas deben convivir con los problemas e insultos, así provengan de un estadio entero.

Asimismo, el director técnico resumió qué pasó en esas últimas horas antes de concretar su desvinculación del plantel ‘cardenal’: “Adentro hay cosas que yo no las puedo permitir porque la renuncia de este tipo era una renuncia de 24 horas, era hasta que llegara el presidente, que estaba en México, y si el presidente está de acuerdo en que él tiene que seguir haciendo lo que le dé la gana en el equipo, está bien, que sigan, pero conmigo no, o él o yo”.

Sobre el volante ’10’ santafereño, Pelusso reconoció sus virtudes con el balón pero señaló que el deportista no entiende que ya no tiene cómo estar dentro de una cancha: “Es el típico problema, el entrenador cada tanto se tiene que enfrentar al ‘crack’, al ídolo. El ‘crack’ no acepta que no puede jugar más, porque este muchacho (Pérez) hace siete meses que está lesionado. Él se lesionó en agosto, fue una lesión grave, una rodilla. Es tan ‘crack’ que hacía todo con una rodilla, con la izquierda, y con la que tenía problema lo único que hacía y hace es pegarle, que lo hace como los dioses, la pone donde quiere. Pero cuando se dañó la sana no tuvo más apoyo, no puede jugar”.

Finalmente, al referirse a los días que siguieron a su salida del club bogotano, el estratega dijo: “Después salí a la calle todos los días, no es que me quedé encerrado, y toda la gente que me paraba en la calle me pedía perdón y me decía ‘profe, esta no es la verdadera Colombia, los colombianos somos distintos, no somos tan malagradecidos ni maleducados’, absolutamente nadie me paró y me dijo que me fuera”.