Falcao García, una esperanza que nunca se apagó

Falcao García, una esperanza que nunca se apagó

11 de octubre del 2017

“Esperé tres años para esto. Nunca me rendí porque el mundial era mi sueño”, dijo un emocionado Falcao García tras conseguir la clasificación al Mundial de Rusia con la Selección Colombia. ‘El Tigre’, reflejó de su poder mental, demostró que vencer las adversidades es posible “cuando el amor es superior a todo”.

En redes sociales el pueblo colombiano celebró llegar al certamen orbital por segunda vez consecutiva. Muchos además felicitaron a Falcao porque el fútbol le dio revancha tras le lesión sufrida en enero de 2014 cuando quedó por fuera del Mundial de Brasil. 

Los rugidos del ‘Tigre’ siempre estuvieron ahí, cuando el combinado nacional los necesitó. El delantero es el símbolo ‘tricolor’ dentro y fuera de la cancha. Su liderazgo ha sido resaltado por José Pékerman y su amigo James Rodríguez.

“Me perdí el Mundial, pasé dos años horribles, pero Dios es fiel”. Falcao García

Falcao tuvo que pelear con sus propios demonios y las críticas de la prensa que en algunas ocasiones lo tildó de exjugador. En silencio y con la mirada fija, como cuando observa el arco rival para anotar, sabía que su olfato de gol no se había apagado. Simplemente esperaba un renacer, ese que llegó cuando volvió al Mónaco.

Pékerman fue su consejero y lo esperó hasta donde fue posible. El entrenador visitó siempre al futbolista cuando hacía sus giras en Europa con el propósito de motivarlo y darle su mano cuando los días difíciles fueran más que los buenos.

“Me alegra mucho por Falcao. Él lo necesitaba y nosotros lo necesitábamos. Se logró levantar y eso lo hace un grande”, confesó el argentino. 

El pueblo colombiano vio como uno de sus deportistas más queridos alcanzó la gloria en Lima. Alzo sus brazos al cielo y su voz, desde el fondo del alma, entonó un inolvidable: “Por fin Dios mío”.

¿Por qué en el Mónaco sí pudo volver Falcao García?

Para la temporada 2016-2017 los dirigentes del Mónaco llevaron de vuelta al goleador colombiano con único objetivo: “Recuperar a Falcao García”.

El entrenador del club del ‘principado’, Leonardo Jardim, señaló que para él “era uno de los mejores delanteros del mundo y por eso era un gran aporte para la plantilla”. Hecho que se evidenció cuando le dio la cintilla de capitán al ‘Tigre’, así sintió el espaldarazo del estratega y las directivas.

El delantero también recibió la ayuda psicológica en el Mónaco, que meses antes había sugerido José Manuel Rodríguez. El ‘Tigre’ logró encontrar de nuevo su confianza y sus cualidades técnicas en el campo de juego, meta que cumplió con el trabajo diario y la ayuda de todos sus compañeros.