¿Es un retroceso para Falcao García ir al fútbol turco?

1 de agosto del 2019

Millonaria cifra por ‘El Tigre’ colombiano.

Falcao García, Galatasaray

El posible fichaje de Radamel Falcao García en el Galatasaray de Estambul -el club con más hinchas en Turquía- abrió en redes sociales una incipiente ola de críticas contra una liga que, para un sector de la afición colombiana, significaría la muerte futbolística del ‘9’ de la Selección. Nada más alejado de la realidad.

La primera división del país euroasiático, conocida como la ‘Super Lig’, acoge -y acogió- a estrellas de la talla de Samuel Eto’o, Didier Drogba, Ricardo Quaresma y Mario Gómez, quienes salieron de clubes “top” del mundo para alinearse en conjuntos centenarios como el Besiktas, Fenerbahce, Galatasaray, Antalyaspor o el Denizlispor.

Atraídos por una cultura futbolera similar a la argentina, dichos jugadores aterrizaron en Turquía con la ambición de competir al más alto nivel europeo (los clubes turcos participan en la Liga de Campeones y la Copa de Europa), sin dejar de lado el dinero.

Allí, por ejemplo, en el 2017, el exdefensa central del Real Madrid, Pepe, firmó un contrato con el Besiktas -segundo en popularidad- de dos años por EUR 9,5 millones limpios (unos 35.000 millones de pesos). Otros, como el delantero holandés Robin van Persie o su compatriota Wesley Sneijder acumularon salarios anuales de EUR 5 millones, respectivamente.

En este contexto económico y deportivo viviría Falcao. Según medios turcos, el máximo goleador de la Selección Colombia facturará con la escuadra del barrio Gálata de Estambul unos EUR 6 millones por temporada, algo así como EUR 16.500 diarios, EUR 687 por hora y EUR 11,4 por segundo. Estos honorarios son la contradictoria radiografía de una liga donde sus principales clubes alcanzaron en 2018 la mayor capitalización de Europa y, a mayo de 2019, anunciaron su desplome accionario.

El año pasado, los equipos turcos ocuparon los primeros puestos entre los que cotizan en la Bolsa del viejo continente. El Stoxx Europe Football, índice que registra a 22 conjuntos de 11 países en la plaza bursátil europea, destacó que el Fenerbahce llegó a una capitalización por encima de los EUR 1.000 millones, mientras que el Besiktas totalizó un valor de EUR 975 millones.

Sin embargo, y pese al buen rendimiento del 2018, la mala participación en campeonatos europeos, las millonarias contrataciones y la caída de la lira (moneda turca) golpearon el desarrollo bursátil de los clubes.

Los “cuatro grandes” cotizados en el Stoxx Europe Football cerraron esta temporada con números a la baja. El Galatasaray, campeón de la Liga turca, vio cómo sus acciones cayeron en un 20%. El Trabzonspor, antiguo equipo del colombiano Hugo Rodallega, se desinfló en cerca de un 30% y el Besiktas, en un 40%. Finalmente, tras no clasificarse a ninguna copa continental, el Fenerbahce tuvo una merma accionaria del 65%.

A principio de año, los cuatro escudos sumaban una deuda de EUR 1.600 millones con la Asociación de Bancos de Turquía (los 18 equipos de primera división rozaban una deuda total de EUR 2.300 millones). Para afrontar esa situación, la emisora ​​estatal TRT señaló que la Federación Turca de Fútbol, ​​la asociación bancaria y los dirigentes de los clubes se reunieron con el fin de reestructurar la obligación a través del Banco Ziraat.

En estos términos, se acordó sanear a los equipos con el aplazamiento de los compromisos de pago y así fortalecer su estructura financiera. La estrategia pretendía que las acciones de los mismos se elevaran en la Bolsa. En ningún momento se negoció la condonación de la deuda.

Otro salvavidas, en un año aciago, fue lanzado por Beinsports. La cadena de televisión -filial del grupo catarí Al Jazeera- pagó por los derechos de transmisión de la Liga turca, una suma de EUR 450 millones por temporada.

Entre saldos en rojo, apoyo estatal y derechos televisivos, continúa la puja del Galatasaray por el “Tigre” colombiano. En los televisores de ciudades como Esmirna, Bursa o Estambul, se transmiten coloridas noticias que anuncian la inminente llegada del artillero para el calendario 2019-2020.

En paralelo a la especulación mediática por Falcao, el Denizlispor oficializó el fichaje del delantero colombiano Óscar Estupiñán, quien será parte del plantel en el que milita Rodallega. Los jugadores cafeteros tienen la misión de anotar goles para mantener a los ‘Gallos turcos’ en primera división.

Estupiñán (ex Once Caldas), de seguro Falcao (Mónaco) y probablemente Miguel Ángel Borja (Palmeiras), se sumarán a la lista de colombianos que arribaron al fútbol turco para aparecer -o mantenerse- en el radar de las principales escuadras europeas. Fabián Castillo, Michael Rangel, Teófilo Gutiérrez, Óscar Córdoba y Faryd Mondragón (ídolo en el Galatasaray con 185 partidos y tres títulos) ya hicieron el tránsito por la nación que une a Europa con Asia.

“Acá podés encontrar jugadores con un nombre muy grande en los equipos y eso le da un plus a la liga. Es una competición llena de sorpresas y de un alto nivel. Yo llevo cuatro años aquí en Turquía y en lo personal es un buen país para uno y para la familia”, le dijo Rodallega al diario El País de Cali.

La presencia de colombianos en las nóminas de los equipos turcos es algo común para los aficionados.

Al respecto, Halit Yazici, un turco seguidor del Besiktas que vive en Colombia hace varios años, le manifestó a la Agencia Anadolu que “los colombianos son experimentados y tienen la habilidad del buen juego. En Turquía hay excelentes jugadores que por diversos factores no son potenciados para convertirse en estrellas, por esa razón es que llegan a la Súper Liga figuras del fútbol mundial como podría ser el caso de Falcao”.

Aunque no le entusiasma hablar del Galatasaray, Yazici cree que Falcao tendrá un rol destacado con los “Leones” de Estambul. “Es el equipo con más títulos en nuestro país y, además, casi siempre compite en ligas europeas: ‘Champions’ o ‘Europa League’. Las características de Falcao (la potencia, el cabeceo, el físico) son muy propias de nuestro fútbol. Será bien recibido y recordado en Turquía”, añadió Yazici.

El 3 de agosto, asegura la prensa turca, sería presentado el atacante samario ante la afición de Gálata. Ese mismo día se pondrían en venta las camisetas originales de Falcao en tiendas de la Avenida Istiklal o, para mayor economía, las falsas -casi perfectas- en los puestos callejeros que rodean el Gran Bazar.

Mientras tanto, la hinchada del “infierno de Estambul”, la más ruidosa del planeta según el Récord Guiness, hidrata las gargantas para cantar al unísono: ¡Falcaoooo!, ¡Falcaoooo!

Por: Santiago Serna Duque

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO