Remontada histórica: El Barcelona avanzó a cuartos de final

Remontada histórica: El Barcelona avanzó a cuartos de final

8 de marzo del 2017

“Si ellos nos hicieron cuatro, nosotros podemos hacerles seis”, afirmó Luis Enrique en la última conferencia de prensa. Y así fue. El Barcelona venció en la agonía del partido 6 – 1 al Paris Saint-Germain en los octavos de final de la Champions League y avanzó a la siguiente fase del certamen europeo.

Las anotaciones del club ‘culé’ llegaron a través de Luis Suárez, Kurzawa (autogol), Lionel Messi, Neymar (doblete) y Sergi Roberto. El tanto de los franceses lo marcó Edinson Cavani.

Al minuto tres del encuentro llegó el gol de Suárez para abrir la esperanza de los ‘azulgranas’. Que luego se incrementaría con el autogol de Kurzawa y el penal ejecutado por Lionel Messi.

La falta en el área sobre Neymar creó polémica, pero el árbitro del juego, Denis Aytekin, no dudó en pitar el cobro que dejaría el primer tiempo con un marcador 3 – 0.

Cavani marcó el tanto del PSG recién comenzó la segunda parte y la tarea para el Barcelona ahora era llegar a los seis tantos.

Llegó el minuto 88 y la serie parecía sellada en favor de los franceses. Sin embargo, un gran cobro de Neymar se ubicó en el ángulo de la portería rival custodiada por Kevin Trapp.

Instantes después, Luis Suárez cayó en el área en una aparente falta que provocó la furia de los futbolistas del equipo francés. Aytekin, de nuevo, pitó el cobro que terminó en la quinta anotación de los ‘azulgranas’.

Cinco minutos de reposición prolongaron la agonía de un PSG que recibía los ataques del Barcelona. Un pase filtrado de Neymar dejó a Sergi Roberto de frente al arco para que definiera y anotará el definitivo 6 – 1.

El árbitro dio por terminado el encuentro. Los jugadores ‘culés’, aún sorprendidos, celebraban ante la tristeza de sus rivales. El Estadio Camp Nou, que albergó unos 96.000 espectadores, fue escenario de una histórica remontada. Las lágrimas y los abrazos de los hinchas ‘azulgranas’ en las tribunas no se hicieron esperar por el triunfo de su club.