Habla el papá de Falcao

Habla el papá de Falcao

20 de mayo del 2014

El sueño de Radamel Falcao García es vestir la camiseta de la Selección Colombia y jugar una copa del mundo. Ha trabajado para eso durante toda su vida. Se ha empeñado por mejorar su físico y técnica para estar en una cancha. Está diseñado para el fútbol.

Según Radamel García, papá del futbolista colombiano, cuando apenas tenía tres meses de nacido usaba unos diminutos guayos marca Puma y en su cuna siempre lo acompañó un balón. En decenas de partidos, el pequeño Falcao entró a la cancha de la mano de su papá, con la camisa del Táchira y la del Bucaramanga. Desde entonces sabe lo que se siente saltar a la cancha.

Hoy, a sus 28 años de edad, el sueño de Falcao de ir al Mundial está a punto de aplazarse por la lesión que sufrió en su rodilla izquierda.

Falcao García

KienyKe.com conversó con Radamel papá para conocer cómo se han vivido estos meses en familia, el papel de la fe en su recuperación y el estado de ánimo del futbolista.

“Inicialmente nos preocupaba bastante pero son cosas que suceden en el fútbol y a cualquiera le pueden suceder. Le tocó a Falcao y toca aceptarlo porque todo no es perfecto en la vida. Él está luchando, haciendo todo lo imposible y posible para recuperarse. Es la hora en que continúa en el proceso de recuperación para ver qué sucede”, comenta Radamel García.

En las playas de Santa Marta, Falcao aprendió a patear el balón con fuerza, a usar la pierna izquierda, a perfilarse, a cabecear sin miedo y con los ojos abiertos. Luego de vivir en Venezuela y jugar beisbol por un tiempo, el delantero llegó a Bogotá.

En la capital formó parte de la selección pre infantil e infantil. Allí dio las primeras muestras de su talento en la Copa Tutti Frutti de 1997. Marcó 52 goles en el torneo, un récord que sigue vigente. Aunque su equipo, el Fair Play, terminó en la cuarta posición, el samario fue el goleador absoluto del torneo.

Falcao García

Radamel García confirma que el sueño de Falcao es ir a un Mundial. “Por eso ha sido constante en la recuperación. Siempre lo he visto con la cabeza en alto. Él es un luchador y no se entrega fácilmente. En esta oportunidad no ha sido la excepción y todo para estar en el Mundial”.

La fe ha sido otro ingrediente importante dentro de recuperación. Radamel asegura que en medio de sus oraciones diarias lo incluye. No es un asunto nuevo. “Falcao siempre ha tenido a Dios y mucha fe en su recuperación”.

Sobre el estado de ánimo de Falcao, su papá asegura que: “Él es muy fuerte. Superó esta etapa de recuperación y lo estará demostrando”.