Presidente de América teme que hinchas disfrazados arruinen el ascenso

Presidente de América teme que hinchas disfrazados arruinen el ascenso

17 de Noviembre del 2016

América de Cali buscará el próximo domingo ascender a primera división tras cinco años de permanecer en la B. Ante Popayán (1:30 pm) el equipo rojo intentará cumplir el objetivo.

Sin embargo, los hinchas ‘escarlatas’ no podrán acompañar al equipo por pedido expreso de la Secretaría de Gobierno de Popayán, que prefiere evitar disturbios por cuenta de las desbordadas celebraciones que podrían protagonizar los seguidores del equipo visitante.

lea también: Razones por las que América de Cali saldría del inferno de la B

Los directivos del equipo aceptaron la medida y pidieron a sus fanáticos no viajara para evitar sobresaltos.

En diálogo con KinyeKe.com, Tulio Gómez, presidente del América de Cali, advirtió que hay rumores que señalan que hinchas de otros equipo se harán pasar por hinchas americanos para generar disturbios y torpedear el partido ante Popayán y de paso, el ascenso de los ‘diablos rojos’.

“Me dijeron que otras personas se quieren hacer pasar por hinchas nuestros para sabotear y afectar al América”.

Además le puede interesar: Él es el hombre que silenció a Messi y a la Selección Argentina

Según el máximo accionista del equipo, el mensaje se lo comunicaron fanáticos preocupados por los disturbios que podrían presentarse en Popayán.

“Eso sería mortal. Aún no sabemos mucho del asunto y esperamos que esto solo sea un rumor”, señaló Gómez.

Igualmente, a las directivas de los ‘escarlatas’ les preocupa la sanción que impuso la Dimayor por el letrero ofensivo que sus hinchas usaron en el Estadio Pascual Guerrero en el encuentro ante el Real Cartagena: “Dimayor el negocio se acaba cuando matemos un árbitro”.

“Este jueves formalizaremos la apelación para que el partido de suspensión no sea en la última fecha ante el Quindío”, dijo.

La sanción preocupa al dirigente porque de no ganar el partido del próximo domingo, América podría sellar el ascenso a primera división en su propia casa.

¿Por qué?

La boletería para la sexta jornada del cuadrangular en Cali está agotada desde hace algunos días y si se mantiene la sanción a la tribuna sur del Pascual Guerrero, los hinchas que no podrían asistir al encuentro. Uno  7.500 hinchas se perderían el partido.

“40.000 personas, aproximadamente, irían al juego ante Quindío. Dependemos de la respuesta que nos dé la Dimayor para saber qué hacer en caso de no tener habilitado todo el estadio”, puntualizó el dirigente en diálogo con este medio.

Este partido se disputará el próximo domingo 27 de noviembre a las 3:15 de la tarde.