Rugidos de los protagonistas en los 78 del León

28 de febrero del 2019

Muchos demostraron su amor por la institución.

Rugidos de los protagonistas en los 78 del León

A lo largo de la historia de Independiente Santa Fe han ido apareciendo jugadores que han dejado huella en el club ‘cardenal’, por los títulos que han obtenido y por la garra que han impregnado dentro del campo de juego.

Escuche la historia de los 78 años del rojo capitalino:

Yulián Anchico

Yulián Anchico, múltiple campeón con el cuadro bogotano, estuvo en dos épocas que lo marcaron como jugador profesional.

“Al principio fue difícil por la presión que había de tantos años de sequía y por situaciones internas. Con esfuerzo, trabajo y cariño decidimos estar juntos por estos tiempos difíciles para lograr más adelante todo lo que conseguimos”, afirmó el volante cucuteño a Kienyke.com.

Esos momentos de tristezas y alegrías forjaron un fuerte vínculo entre Anchico y el club. “Esas situaciones fortalecieron mi amor por la institución y por mis compañeros. Estoy feliz de pertenecer a la historia de Santa Fe”, añadió el jugador que acumula 363 partidos con el club, el sexto con más partidos oficiales jugados.

James Mina Camacho

Otro de los futbolistas que aparece en esa prestigiosa lista es el arquero José James Mina Camacho, quien se ubica en la séptima casilla con 352 juegos oficiales.

Su paso por Santa Fe no fue en vano. Recibió tres propuestas de otros equipos, pero su decisión final fue el conjunto de Bogotá. “Tuve la oportunidad de ir a Cali, Junior y Santa Fe, pero escogí al conjunto ‘cardenal’, porque me atraía más”, confesó a Kienyke.com.

En 1973 debutó contra Millonarios y en 1975 levantó el sexto título de la escuadra albiroja, bajo la dirección del chileno Francisco Hormazábal. “Santa Fe representa mucho para mí porque me dio la oportunidad de debutar como jugador profesional y porque ahí salí campeón. Al club lo llevo dentro de mi corazón”, finalizó.

Francisco ‘Pacho’ Delgado

Cuando de amor y entrega se habla, ahí Francisco Delgado, quien expresó todos sus sentimientos hacia el club que le dio la oportunidad de crecer como profesional.

“Es mi segundo hogar, es el equipo que me dio la posibilidad de cumplir con mi sueño, con mis objetivos profesionales. Es el equipo de mis amores, del cual soy hincha. Estoy orgulloso de haber defendido sus colores”, afirmó a Kienyke.com.

Para él, no cualquier jugador puede vestir la camiseta de Santa Fe, “porque pesa toneladas. Esta es una camiseta por la cual se deben entregar de principio a fin, se debe dejar cada gota de sudor impregnada en ella. Esta camiseta transmite un ADN de lucha y entrega”, puntualizó.

Como jugador mantiene en el radar dos momentos que recuerda con mucho cariño. “El título de 2009 fue una experiencia inolvidable por todo lo que se vivió. Ver el estadio lleno y la gente feliz fue un orgullo para quienes fuimos artífices. Y el partido contra Real Madrid, tras enfrentar a todas las estrellas de ese equipo en el cumpleaños de Bogotá”, confesó el hoy entrenador de las inferiores del club rojiblanco.

María Morales

El fútbol femenino hizo aún más grande esta institución que hoy está de aniversario. Las leonas hicieron respetar ese lema que ha representado al club a lo largo de la historia: primeros para la eternidad.

“El día que quedamos campeonas, el presidente César Pastrana bajó al camerino a decirnos que dejáramos todo en la cancha, que disfrutáramos lo que hacíamos. Y cuando salimos al campo de juego y vimos el estadio lleno, fue un sueño hecho realidad”, confesó a Kienyke.com.

Para ella, Santa Fe es su segundo hogar, fue el equipo que la formó como profesional, le cambió su mentalidad y estilo de vida. Estar ahí, la impulsó a conseguir más cosas.

“Independiente Santa Fe no es para cualquier jugador. Como futbolista debes tener la capacidad de demostrar esa jerarquía en el campo de juego, si no, no estás para vestir esa camiseta”, agregó.

David ‘la Cachaza’ Hernández

Uno de los jugadores más queridos por la hinchada fue David ‘la Cachaza’ Hernández. Su particular apodo retumbaba con fuerza en una de las tribunas del estadio Nemesio Camacho “El Campín”, hasta el punto de ser denominado ‘El ídolo de oriental’.

“Fue algo muy lindo que yo no me esperaba. Mi forma de jugar hizo que los hinchas de oriental empezaran a corear mi nombre y sacaran pancartas en apoyo hacía mí. A esta hinchada la llevaré por siempre en mi corazón”, afirmó en diálogo con Kienyke.com.

Su cariño hacia el club no lo niega y lo saca a relucir con total seguridad. “A Santa Fe le debo mucho. La hinchada me hacía sentir grande e importante y desde ahí empecé a sentir ese amor grande por el club. Esa entrega y agresividad lo hacía de corazón y esas cosas generaron un vínculo entre el hincha y yo”, finalizó.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO