James Rodríguez, el diez de Colombia

6 de junio del 2018

James Rodríguez, el jugador con la dorsal 11 en el Bayern Múnich, hace que el medio campo sea el lugar de la creación de jugadas que terminan en gol. Su presente, luego de haber dejado el Real Madrid, es el mejores para haber sido seleccionado en diferentes equipos ideales tanto de la Bundesliga y la […]

James Rodríguez

James Rodríguez, el jugador con la dorsal 11 en el Bayern Múnich, hace que el medio campo sea el lugar de la creación de jugadas que terminan en gol. Su presente, luego de haber dejado el Real Madrid, es el mejores para haber sido seleccionado en diferentes equipos ideales tanto de la Bundesliga y la Champions League.

James es una referencia mundial tanto en el ataque y creación, al igual que en el plano del mercadeo por sus apariciones comerciales y hasta de su propia marca. El ‘diez’ de la Selección Colombia es una parte de la esperanza para el Mundial de Rusia 2018.

Rodríguez busca que la cita orbital sea otro escenario para sus goles de media distancia y poner a gritar gol a todo un país que sigue sus pasos. Y no es para menos cuando se perfila como uno de los jugadores más importantes de la selección.

Su vida mediática se traduce a familia. James fue esposo de Daniela Ospina, la hermana del arquero David. Esta relación que duró seis años, en el 2013 le dio la bienvenida a Salomé. La inspiración del colombiano para celebrar sus goles.

La separación de los se dio a conocer cuando James firmaba su traspaso al Bayern Múnich. Los rumores y especulaciones rondaron cada ámbito de la vida privada del jugador, que hizo caso omiso a los comentarios y se enfocó al trabajo de Jupp Heynckes, que le enseñó a ser más táctico y adaptarse al fútbol alemán.

El trabajo, el sacrificio y el esfuerzo por ganarse un puesto en la titular lo ha llevado muy lejos. Hoy, titular indiscutible de la selección Colombia que se prepara para enfrentar a Japón el próximo 19 de junio.

El jugador colombiano dejó el Real Madrid con una tristeza que se notó en los últimos partidos de la temporada 2016/2017. La decisión fue tomada por los pocos minutos que jugaba en la era de Zinedine Zidane en el club ‘merengue’. La pasión por jugar más minutos y demostrar que su zurda es una de las mejores lo llevaron al equipo ‘bávaro’ en el que ha manifestado sentirse a gusto.

La felicidad y la emoción de consagrarse campeón y levantar, ya sea la ‘orejona’ fue un sueño cumplido y que sumó a su palmarés profesional. Sin embargo, James en su recorrido en el AS Mónaco, luego de haber sido tres veces campeón con el Porto y entre ellos, haberse quedado con la Europa League, fueron reconocimientos mas que suficientes para comenzar a definir el futuro del ‘diez’ con la camiseta ‘tricolor’.

Cada año, el valor de James aumenta y los equipos europeos están dispuestos a pagar por él y por su creatividad en el medio campo. El jugador solo se enfoca en hacer buenas jugadas y en la perseverancia para no fallar en ningún encuentro ya sea en instancias definitivas o en amistosos.

Las amistades que hace dentro y fuera de la cancha, las retrata en sus redes sociales que dan cuenta de sus gustos y su manera de divertirse mientras entrena y está concentrado con la selección o con el Bayern Múnich.

Su imagen y madurez ha tenido un progreso que lo hacen mucho mejor en la cancha y que en algunos encuentros es el capitán del combinado nacional. Es crítico y habla de los errores que se cometieron, pero al mismo tiempo reconoce el trabajo que hace todo el grupo, que lo ve como una familia: en las buenas y en las malas.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO