James Rodríguez, el nuevo príncipe blanco

James Rodríguez, el nuevo príncipe blanco

22 de julio del 2014

El día esperado llegó. James Rodríguez se vistió de blanco. Primero fue a los exámenes médicos y cuando le dieron el ok, se anunció a qué hora se le vería con la 10 del Real Madrid ante los aficionados del Santiago Bernabéu. A las 8:00pm hora española, la ‘Casa Blanca’ vio la entrada de James Rodríguez junto al mandamás del campeón de Europa, Florentino Pérez.

Luego de un emotivo vídeo en el que se recordó la historia futbolística de James (Envigado, Banfield, Porto, Mónaco, selección Colombia), el presidente blanco tomó la vocería e indicó la felicidad que le produce tener al 10 de la selección Colombia en una plantilla de lujo.

Pérez rememoró la llegada de Alfredo Di Stefano, proveniente de Millonarios y mostró los lazos de Real Madrid con Colombia. Expresó que el sueño que tuvo el cucuteño desde siempre ahora era realidad y el estadio Bernabéu explotó en júbilo.

Luego, Florentino le dio paso al embajador de Colombia en España, Fernando Carrillo, que sirvió como canal del mensaje del presidente Juan Manuel Santos a la joya colombiana en Real Madrid. Como sinónimo de orgullo colombiano, Carrillo culminó con un “Hala James”, lo que le dio paso al protagonista de la tarde-noche madrileña.

A James le gusta hablar en la cancha, y fuera de ella, es de pocas palabras. Agradeció el apoyo de los hinchas, casi 40.000 en las gradas, muchos de ellos colombianos, y luego prometió títulos en la nueva temporada del club merengue. Con un “Hala Madrid”, James terminó su pequeño discurso y la camiseta 10 vio la luz. El jugador bajó al terreno, se quitó el traje de gala y se puso los cortos para complacer con su habilidad a todos los asistentes al Bernabéu.

El nuevo príncipe saltó al césped y empezó a darle los primeros mimos a la pelota. Su calidad fue evidente y el delirio en las gradas también. Luego, fue el turno de lanzar balones a los asistentes. Ante los flashes de los fotógrafos, James recorrió medio estadio tirando pelotas y luciendo una sonrisa de oreja a oreja.

Luego de la comunión con sus compañeros, James fue a las duchas y compadeció ante los medios de comunicación. Allí mandó un saludo a Colombia y dijo que podría jugar en cualquier posición: “Puedo jugar por el centro, por derecha o por izquierda”, indicó rápidamente.

Además, de manera humilde y pese a los millones que se pagaron por él, dijo ser “uno más en la plantilla” y que su titularidad depende de “lo que diga el ‘Mister’ Ancelotti”.

Expresando sus ansías de debutar con Real Madrid, James dijo que estará el 2 de agosto a disposición del club para jugar. Con esa sonrisa que lo acompañó toda la jornada, James hizo su sueño realidad, ahora deberá refrendarlo en la cancha y sabemos que así será.