Atlético Nacional, después de la eliminación

3 de diciembre del 2017

Su técnico dijo que no se considera un derrotado.

Atlético Nacional

Cortesía Atlético Nacional

“El más ganador de Colombia”, así es como el club Atlético Nacional le da la bienvenida a todos sus seguidores en su página web oficial. Lo cierto es que su palmarés de trofeos así lo demuestra: dos copas libertadores y 16 ligas colombianas. Pero este stock de reconocimientos se quedará sin crecer este año luego de ser eliminado este sábado en octavos de final contra Deportes Tolima por la vía de los cobros de penal.

Nacional ganó el juego de vuelta, pero perdió la serie, que inició en Ibagué días atrás con victoria un gol por cero del vino tinto y oro. Aquí, en el Atanasio Girardot de Medellín, ganar un poco fue perder, porque la victoria fue insuficiente.

Tras la eliminación, la molestia de los hinchas ‘verdolagas’ fue inmensa; como si se tratara de un definitivo gol en contra en el último minuto de un mundial. ¿Qué pasó?, ¿Quién es el responsable?, unas de las tantas preguntas que los fieles seguidores de Nacional se hicieron, y que aún las siguen examinando.

La bullaranga de tristeza se expandió por varios sectores de la capital antioqueña, la que es verde y no azul y roja del DIM. En contraste, el bullicio de euforia y alegría se dio paso por las calles tolimenses; hasta Bogotá llegó, pero no por la pequeña hinchada del vino tinto y oro que hay en esta sabana fría, sino por los seguidores de Independiente Santa Fe, equipo que se “salvó” de enfrentarse contra el club paisa y jugará semifinal contra el Tolima. Es decir, según algunos hinchas del ‘León’, podrá ser una serie “más fácil”, más “ganable”.

Hora de abandonar la cancha; hora de ir al camerino, recoger los chécheres personales, embarcar al bus y a pensar en las vacaciones navideñas y no más de fútbol. Pero el mea culpa de algunos de los líderes de Atlético Nacional hizo que la agenda de retirada cambiara.

En actitud de regañados, cabisbajos y silentes, los jugadores entraron a la sala de medios del estadio donde el profesor Juan Manuel Lillo se aprestaba a dar sus respectivas declaraciones sobre el partido a los cuestionamientos de los incisivos y apasionados periodistas en Medellín.

“Venimos por nuestra propia voluntad. No tiene nada que ver con el maestro Lillo ni que es que él pide guardaespaldas. No. Esto es iniciativa, aquí estamos con él dando la cara”, así lo enfatizó el legendario René Higuita, que hoy funge como preparador de arqueros del cuerpo técnico del entrenador de origen español.

Macnelly, Dayro, Henriquez, Bocanegra, Armani, Ruiz, los más reconocidos, entre otros jugadores del equipo, aún con las prendas del uniforme, se acomodaron como backing de la conferencia del entrenador en actitud de respaldo.

La doble pregunta del primer periodista fue oportuna para que Lillo esquivara el cuestionamiento sobre su continuidad en la dirección del equipo. Sin embargo, más adelante no lo pudo hacer y se limitó a decir que su contrato es por lo pronto lo que aplica sobre su permanencia en el cuadro verde.

Aunque no justificó la eliminación, precisó en que no se considera un derrotado. “Si hay algo que uno ha aprendido en el tiempo es que los argumentos en boca de un perdedor son tomadas como excusas y yo no voy a alimentar eso”, dijo Lillo.

A su vez el presidente del equipo, Andrés Botero, no cuestionó al estratega y aseguró que han concebido el trabajo de Lillo como un proceso que, pese a la eliminación en Liga y Copa Libertadores, seguirá respaldando.

“Creemos en el proceso. Yo asisto a los entrenamientos y la verdad es que me enamoro y gozo viendo cómo este equipo entrena”, expresó el ejecutivo de Atlético Nacional.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO